En una final que costará olvidar CSKA Moscú le ganó 101-96 a Fenerbahce y se coronó campeón de la Euroliga.

Tras un primer cuarto parejo, los rusos jugaron un segundo chico de ensueño y se fueron 20 arriba al descanso largo, todos pensaban que el título esta vez no se le escaparía pero los fantasmas llegaron el complemento y transformaron una final tranquila en un partidazo.

Los turcos, con su garra que los caracteriza, reamaron el trámite y con parcial de 30-14 en los últimos 10 minutos obligaron a la prórroga.
El alargue fue goleado, aparecieron las figuras de Milos Teodosic y Nando de Colo para que CSKA terminara con un gran triunfo por 101-96.

De los ocho jugadores que participaron en el campeón, siete sumaron en doble dígito, se destacó el frances ex Spurs con 22. Además el base Serbio puso 19 puntos y 7 asistencias.