Seguramente 12 de los 14 entrenadores repetirán en los equipos para la próxima Liga Uruguaya.

La mayoría de los equipos ya tienen entrenadores para la próxima Liga Uruguaya. En este informe analizamos la continuidad en los procesos de trabajos de quienes estarán al frente de los clubes.

A la hora de hablar de continuidad de procesos, hay tres clubes que pican en punta, dos ya tienen confirmada la continuidad de sus directores técnicos, ellos son Malvin y Sayago. Horacio Perdomo está desde 2009, cumplirá su octavo certamen en el rojo (séptima Liga). Si bien sufrió un descenso se puede catalogar como exitoso el transitar del Gato por la vía. López llegó a la Avenida Legrand en 2003, pero sin interrupciones está en el playero desde la obtención del título. Ya levantó cuatro copas con la azul.

El restante es Defensor Sporting. Si bien hay alguna duda sobre la permanencia de Jauri, la lógica marca que debería continuar. Llegó en 2002 al fusionado y ya son 14 años en un club que es como su casa. Llegó a siete finales y gritó campeón tres veces (dos LUB y el último Federal).

Lo que más se asemeja a cualquiera de estos tres casos es el de Hebraica y Macabi. Hay un proceso de años de Leonardo Zylberstein, aunque este está más emparentado con las divisiones formativas que con el equipo de primera división. El “Leo”, último campeón, volverá a tomar las riendas con la responsabilidad que eso implica, pero con un grupo de jugadores que se vienen desarrollando de su mano hace varios años. Será la primera vez para él desde el inicio en el macabeo. Ya había comenzado una LUB, en Tabaré.

Algo similar a lo del Leo pasa con Daniel Giacoya en Larre Borges. Es una institución dentro del club, hace muchísimo tiempo trabaja en Formativas y, tendrá su segunda experiencia en grande, con el primer equipo del aurinegro.

Dos entrenadores que repetirán por tercer año consecutivo son los Álvaro, Tito y Ponce. El de Trouville lo hará nuevamente desde el arranque, mientras que el de Goes llegó al Misionero en medio de una temporada a sustituir a Esteban Yaquinta. Ambas instituciones vienen buscando crear cimientos sólidos de procesos largos, serios y exitosos. El camino parece tener buen destino, deberán seguirlo transitando.

Siguiendo ese rumbo viene Urunday Universitario. Con un proyecto consolidado desde lo institucional que quiere abrazar al básquetbol para sumarlo dentro de un carro de plantación donde todas las semillas dan el fruto esperado. Héctor Da Prá, por tercer torneo, será el DT.

Tres también es el número que vincula a Cordón con Mathias Nieto, será el cuarto año del nacido en Verdirrojo en la institución de Galicia. Hasta ahora escalerita perfecta, que arrancó en la DTA. Será difícil tocar el cielo con las manos y lograr un nuevo título. El objetivo pasa por afianzar al albiceleste en primera.

Biguá y Olimpia en situaciones parecidas. Si bien será la segunda temporada seguida tanto para Kogan como para Volcan, son dos hombres con identidad marcada en el club, que a pesar de idas y vueltas tienen un conocimiento real y completo del lugar que ocupan. El panza, además, es el bombero del Pato, ya había llegado sobre el final de la temporada 2014/2015 para salvarlo del descenso.

Para cerrar la lista está Unión Atlética, con Rodrigo Riera como entrenador. Repite del Metropolitano, donde tuvo su primera experiencia y cumplió con el ascenso.

Los dos que cambian son: Aguada –llegó Fernando Cabrera- y Welcome que todavía no definió su DT. Salvo que la “W” sorprenda, será un torneo sin entrenadores extranjeros.

Una nueva Liga Uruguaya promete continuidad en 12 procesos de trabajo. El tiempo dirá si son mito o realidad.