Biguá dio el golpe del miércoles con la contratación de Nicolás Borsellino para sumarse a una base de jugadores del club que repetirá del año pasado.

Biguá terminó entre los ocho mejores, perdiendo con Defensor Sporting, para este año busca potenciarse. Para eso se quedó con la ficha interna nacional más requerida: Nicolás Borsellino. El Tito llega de jugar en Trouville en una temporada donde mostró altibajos.

Los de Villa Biarritz además, tendrán a Joaquín Osimani, quien renovó por dos temporadas y a Emiliano Bastón, que también estiró su vículo. Es casi un hecho que seguirá Juan Cambón.

Si esto se concreta, la ficha vacante estará entre la continuidad de Emiliano Giano o el retorno de Diego Álvarez. Otro que podría pegar la vuelta es Iván Loriente, todavía le queda un año como Sub 25 y reglamentariamente puede jugarlo en el Pato.

Además estarán los pibes del club: Rodrigo Brause, Federico Pereiras, Alfonso Arrillaga, Joaquín Jones y Martín Couñago entre otros.