Urunday enfrentará a Cordón en semifinales, tras derrotar claramente como local a Paysandú Wanderers por 87-58.

Urunday saltó a la cancha con Juan Manuel Ruiz, Mateo Suárez, Federico Miller, Agustín Martínez y Nicolás Miller. Paysandú Wanderers abrió con Ramiro Manisse, Juan Merello, Damián Izquierdo, Federico Tagliani y Víctor Lokais.

El comienzo del juego fue parejo, mucha intensidad defensiva de ambos lados, los sanduceros buscando darle ritmo al partido y generar desde el juego interno con Lokais y los rompimientos de sus perimetrales, al tiempo que Urunday tuvo un buen inicio de Ruiz en la conducción y encontró puntos en las manos de Federico Miller. Mateo Suárez comenzó asistiendo, y luego le sumó un par de triples para que Urunday ganara el primer chico 24-15.

El segundo cuarto tuvo un solo equipo en cancha. El equipo de Daniel Giménez defendió con intensidad, trabajó bien las ayudas en el eje, y trabajó el ataque de forma colectiva y con paciencia, incluso para resolver la defensa zonal que planteó Wanderers en algún momento. Los sanduceros tuvieron aportes de Emiliano Melgarejo y poco más, en un cuarto que tuvo un parcial de 30-8, para irse al descanso largo 54-23.

En el tercero, Wanderers esbozó una reacción, con una presión alta, pero nunca descontó realmente la diferencia. Damián Izquierdo anotó, pero los libres errados por Wanderers, más el buen ingreso de Federico González en el equipo capitalino, hicieron que el local incluso ampliara la diferencia: 74-39.

El último cuarto sobró, sirvió para dar rotación a los planteles y decorar los números de algunos jugadores. El 87-58 final muestra la superioridad real de un Urunday muy sólido en casi todos los rubros.

En el ganador, se destacaron los 20 puntos de Francisco Prego, 18 de Mateo Suárez y 16 de Agustín Martínez. En el equipo sanducero el goleador fue Víctor Lokais con 18, seguido de Emiliano Melgarejo con 12.