Leonardo Zylberstein, entreanador de Hebraica y Macabi, está pasando por el mejor momento de su carrera, el DT logró que su equipo pusiera la serie 3-2 y quedó a un juego de ser campeón.

 

“Nosotros después de haber pérdido dos partidos seguídos empezamos con muchas dudas pero confiamos en lo que veníamos haciendo, ahora estamos tranquilos y el martes será otra historia”, comenzó diciendo el conductor macabeo.

En estas dos últimas finales el básquetbol fue menos vistoso que en las primeras dos: “Fueron finales diferentes, en las primeras dos hubo goleadas y las otras dos fueron más defensivas con muchos errores y hay que estar preparados para lo que ellos hagan ahora. Nosotros embocamos más y desde la defensa construir nuestro ataque”.

La clave estuvo en la defensa: “La defensa fue clave, defendimos muy bien, ya en el anterior juego nos hicieron 71 puntos y hoy corregimos esos errores y estamos contentos que nos nos hicieron tantos puntos”.

En un momento del partido las cosas se complicaron ya que estaban comprometidos con faltas Michael Hicks, Leandro García Morales y Freeman: “Fue una situación compleja, pero con jugadores de categoría se tomaron buenas decisiones. De todas maneras hay que corregirlo. Se ganó pero lo podemos pagar caro, no debimos hacer cosas así por como estaba el juego en una situación de término”.

Para concluir habló de su actualidad como entrenador y el buen momento que atraviesa en su carrera: “Sería espectacular coronar esto con un título pero hay que tener en cuenta que no eramos cracks cuando íbamos 2-0 ni un desastre cuando estábamos 2-2. Ahora estamos 3-2 a favor y queda uno o dos partidos más, depende lo que propongamos tanto nosotros como Defensor. Tenemos que estar con mayor energía que ellos”.