Urunday Universitario derrotó a Aguada por el Torneo Nacional Sub 23. El triunfo fue en cifras de 89-81 y le permitió al “Estudioso” asegurarse el número tres para los play-off.

Urunday comenzó mejor el partido. El equipo local fue muy intenso en materia defensiva, trabajó bien las ayudas del lado contrario, corrió la cancha, jugó desde rompimientos y descargas, encontró puntos a distancia y puso un 13-6 en los primeros cuatro minutos de partido. Jugando desde bloqueos directos y encontrando puntos en las cercanías del aro, Aguada reaccionó. Luca Magnone fue el gran líder ofensivo de un “Aguatero” que impidió que su rival corriera, que defendió bien su rebote, que defendió en zona 2-3 y que puso un parcial de 9-1 con el que pasó por uno. Urunday comenzó a atrapar en los bloqueos directos del rival, volvió a correr la cancha, lastimó con alguna situación de alto-bajo y puso un 4-0 con el que cerró el primer chico tres arriba.

El segundo cuarto fue todo del local. El equipo dirigido por Daniel Giménez defendió muy bien, persiguió en los bloqueos indirectos, atrapó en los directos, sin miedo a cambiar de hombre, trabajó bien las ayudas del lado contrario, corrió la cancha, continuó proponiendo un juego vertical encontró triples tras salidas de bloqueos indirectos y puso un parcial de 25-10 con el que sacó la máxima de 18 unidades. Aguada fue muy predecible por momentos, forzó demasiado su juego ofensivo, sufrió la falta de orden y no pudo cortar el buen momento de su rival. A lo bueno que venían haciendo Mateo Suárez, Federico Miller y Agustín Martínez, en este cuarto se le sumo el trabajo de Federico González que tuvo un muy buen ingreso desde el banco. Corriendo desde robos en primera línea, Aguada cerro mejor el primer tiempo y se fue al descanso largo solo a 15 de su rival.

El equipo local comenzó a abusar del tiro exterior sin los mejores porcentajes de acierto y se quedó sin gol en el inicio del tercer cuarto. Aguada defendió su rebote, corrió al ritmo de Magnone y puso un parcial de 9-2 con el que se colocó solo a ocho de su rival. Con el reingreso a la cancha de Juan Manuel Ruíz, Urunday recuperó la agresividad ofensiva volvió a atacar el aro, propuso un juego más vertical, volvió al gol y puso un 7-0 con el que recuperó 15 de renta a tres minutos del final. El “Aguatero” volvió a defender en zona 2-3, continuó con los bloqueos directos como principal vía de generación de juego, encontró un triple en las manos de Esteban Sanabria, lastimó con puntos de Nahuel Santos y colocó un 16-5 con el que se puso solo a cuatro de su rival. Cargando el rebote ofensivo y anotando libres, Urunday cerró mejor el tercer cuarto y logró sacar ocho de renta de cara al último descanso del juego.

Urunday volvió al juego de rompimientos y descargas, controló los ritmos del encuentro, anotó dos triples y sacó 12 de renta a seis minutos del final. El partido pareció liquidarse pero Aguada tuvo una reacción más. El visitante aprovechó los malos porcentajes de acierto del rival para correr la cancha nuevamente, estiró una presión en toda la cancha, tuvo buenos minutos de Magnone, tuvo un buen ingreso del cadete Ignacio Castro y puso un parcial de 15-6 con el que se puso solo a tres a tres minutos del cierre. El “Aguatero” forzó mucho sus siguientes ofensivas, perdió tres pelotas consecutivas y Urunday lo aprovechó para, con 7/8 en libres, poner un 7-0, recuperar 10 a 1’30” y liquidar el juego

En el ganador se destacaron los 15 puntos convertidos por Mateo Suárez mientras que en Aguada el goleador fue Luca Magnone con 22 unidades.