El fin de semana comenzaron las semifinales de la Conferencia Oeste. San Antonio Spurs y Golden State Warriors vencieron sin problemas a Oklahoma City Thunder y Portland Trail Blazers respectivamente. Los de Texas y Oakland sacaron amplias ventajas en el primer cuarto, que luego manejaron durante el resto del encuentro.

Directv banner

San Antonio Spurs venció como local a Oklahoma City Thunder en cifras de 124 a 92 y se quedó con el primer juego de las semifinales de la Conferencia Oeste. El encuentro disputado en el AT&T Center de la ciudad de San Antonio, presentó un primer cuarto netamente favorable al equipo local, que de la mano de un desequilibrante LaMarcus Aldridge, que convirtió 15 puntos, conseguía abrir una rápida ventaja de 23 unidades (43-20).

En el segundo periodo, los de Texas no bajaron la intensidad en ningún momento, manteniéndose muy fuerte tanto en ataque como en defensa. En ese momento apareció la notable figura de Kawhi Leonard, que con 20 tantos se sumaba a la gran tarea que continuaba realizando Aldridge en la zona pintada. El conjunto visitante no encontraba la manera de frenar a estos dos jugadores y además en el costado ofensivo no mostraba su habitual explosión. Los primeros 24 minutos de juego se fueron con el dueño de casa al frente en cifras de 73 a 40.

En el arranque de la segunda mitad, los dirigidos por Billy Donovan intentaban una reacción a través de los impulsos individuales de Serge Ibaka y Russell Westbrook. Sin embargo, los de Gregg Popovich respondían con los lanzamientos a distancia de Danny Green y los constantes posteos de Aldridge. Los últimos 12 minutos de juego estuvieron absolutamente de sobra y sirvieron únicamente para que ambos entrenadores le dieran descanso a sus principales figuras, dándole una mayor participación a los jugadores de la segunda unidad, que pueden llegar a ser importantes en la serie.

En el ganador se destacó la brillante actuación de LaMarcus Aldridge, que convirtió 38 puntos y capturó 6 rebotes, bien acompañado por Kawhi Leonard con 25 tantos y 5 asistencias. Por el lado del perdedor, Serge Ibaka terminó como goleador con 19 unidades.

Los Warriors derrotaron como locales a los Blazers por 118 a 106 en el arranque de la otra semifinal de Conferencia Oeste. El juego mostró un primer cuarto absolutamente favorable a los dirigidos por Steve Kerr, que con un exuberante trabajo individual de Klay Thompson, que anotó 18 tantos en los primeros 12 minutos, conseguían abrir una rápida ventaja de 20 unidades (37-17). En el segundo periodo se pudo observar un trámite mucho más parejo, en el cual los de Terry Stotts intentaban una reacción, sobretodo de la mano de Al-Farouq Aminu. Sin embargo, los de Oregon se mantenían muy vulnerables en el costado defensivo, lo que no les permitía achicar la diferencia en el marcador.

En comienzo del segundo tiempo, ambos equipos llegaban al gol con mucha facilidad, ejecutando ofensivas cortas y poco elaboradas. Dentro de dicho panorama se destacaban dos grandes figuras, Draymond Green por el conjunto local y Allen Crabbe por el equipo visitante. En el último periodo, los Warriors se dedicaron a administrar la renta que habían obtenido a lo largo de la primera mitad y a su vez le otorgaron un mayor descanso a sus principales figuras. En ese momento, los Blazers aprovecharon y lograron maquillar el resultado final de un juego en el cual se vieron ampliamente superados por su rival.

En Golden State sobresalió la figura de Klay Thompson, que convirtió 37 puntos, muy bien acompañado por Draymond Green, que aportó 23 unidades, 13 rebotes y 11 asistencias. En Portland, Damian Lillard culminó con 30 tantos, aunque la mayoría de ellos fueron con el partido liquidado.

El segundo juego entre Spurs y Thunder se disputará el lunes en San Antonio, mientras que la serie que enfrenta a Warriors y Blazers continuará el martes en Oakland.