Los Warriors vencieron como visitantes a los Spurs en cifras de 92 a 86 y alcanzaron su 72° triunfo de la temporada. Los dirigidos por Steve Kerr igualaron el registro de mayor cantidad de victorias en una campaña, que ostentaban los Bulls de Michael Jordan.
bannerfijoabril

En la noche de ayer, Golden State Warriors visitaba a San Antonio Spurs en el AT&T Center. Los dirigidos por Gregg Popovich habían disputado 39 partidos en su pabellón, todos con el mismo resultado, una victoria. Por lo tanto, los de Oakland afrontaban el encuentro con dos premisas muy claras, la primera igualar el récord de mayor cantidad de triunfos en una temporada y la segunda terminar con el invicto de los Spurs en su casa.

El juego presentó un trámite sumamente equilibrado, en el cual se pudo observar un primer tiempo de neto corte defensivo y una segunda mitad en la cual las ofensivas de ambos equipos comenzaron a mostrar porque son de las mejores de la liga. El equipo local centraba su ataque en dos jugadores, LaMarcus Aldridge en el poste alto y Kawhi Leonard en el campo abierto. Por su parte, la visita contaba con un Stephen Curry muy inspirado, que anotaba a media y larga distancia, pero que además recibía muchas faltas, que capitalizaba desde la línea de libres. Promediando el último periodo, el último MVP concretó un par de penetraciones, que terminaron de cerrar el juego a favor de los Warriors.

Con el triunfo obtenido en San Antonio, los dirigidos por Steve Kerr alcanzaron un registro de 72-9, igualando el récord de mayor cantidad de victorias en una temporada, que hasta el momento eran dueños absolutos los Chicago Bulls de la campaña 1995-96, equipo comandado por Phil Jackson y cuya máxima figura era nada más y nada menos que Michael Jordan. Los Warriors pueden quedarse con dicha marca en soledad, si en su último juego de temporada regular, ante Memphis Grizzlies en su casa obtienen un triunfo, que sería el 73° en 82 partidos.

A tres días de culminar la fase regular de la NBA, 14 equipos tienen su lugar asegurado en los Playoffs, mientras que otras tres franquicias lucharán por obtener los dos cupos restantes. Por el lado de la Conferencia Este se conocen todos los clasificados a la postemporada, Cleveland Cavaliers, Toronto Raptors, Atlanta Hawks, Boston Celtics, Miami Heat, Charlotte Hornets, Indiana Pacers y Detroit Pistons. Los único que resta definir son las posiciones finales. La pelea por el primer lugar es entre Cavs y Raptors, en la cual los de Ohio tienen una ventaja de dos victorias, por lo tanto si ganan un juego más se asegurarán dicha plaza. La lucha más atractiva es la del tercer y cuarto puesto, que otorga ventaja de localía, en donde se encuentran por el momento Hawks y Celtics, pero que son seguidos de cerca por Heat y Hornets. Mientras que Pacers y Pistons definirán quien ocupará los puestos 7 y 8.

En el Oeste hay seis equipos clasificados a Playoffs, Golden State Warriors, San Antonio Spurs, Oklahoma City Thunder, Los Angeles Clippers, Portland Trail Blazers y Memphis Grizzlies. Los primeros cuatro lugares ya están definidos y serán para Warriors, Spurs, Thunder y Clippers respectivamente. El quinto puesto lo lucharán entre Blazers y Grizzlies.

Sin embargo, lo realmente apasionante es la pelea por ocupar los puestos 7 y 8 del Oeste, ya que restando dos juegos, los Mavs tienen un récord de 41-39, los Jazz de 40-40 y los Rockets, que al día de hoy estarían afuera de Playoffs tienen un registro de 39-41. Utah y Dallas se enfrentan esta noche, el ganador se asegura un lugar en postemporada, mientras que el perdedor deberá esperar a la última jornada. Por su parte, Houston esta obligado a ganar sus dos partidos y esperar al menos una caída de los Jazz.