Marcelo Signorelli fue presentado en la FUBB como nuevo entrenador de la Selección, dio una conferencia de prensa donde dejó mucha cosa interesante respecto a su idea del Uruguay que se viene.

La alegría de llegar a un lugar que desea cualquier entrenador, convicciones firmes, algunas certezas y otras dudas propias de la reciente designación, asi también como del momento que vive la Federación, con un cambio de mando cerca.

Esto último marca que, por ahora, la elección de Signorelli es solo para el Sudamericano de mayores en Venezuela, pero además trabajará con un grupo de jugadores Sub 23 con proyección a futuro a partir de la última semana de abril. No lo hará, por el momento, con las formativas, que siguen sin DT.

Todo esto, seguramente se extenderá en el caso que Ricardo Vairo sea el sucesor de Castillo, pero es atinado no adelantar el futuro cuando hay cambio de mando a la vista.

Quedó claro también que todavía no tiene el cuerpo técnico armado. Si hay una idea, pero todavía no se contactó con ninguno de los entrenadores que desea que lo acompañen y prefirió reservarse los nombres.

En conferencia de prensa habló de todo, sobre el recambio generacional expresó: “Uruguay tiene material para la renovación, hay que trabajarlo, fundamentarlo, entrenarlo y conocerlo. Como espectador de las selecciones nacionales anteriores vi de todo. Voy a fortalecer lo que se hizo bien y tratar de cambiar lo que considero que se hizo mal desde mi optica. Todos los jugadores están aptos para jugar y la renovación se va dando por proceso lógico. Hay que apuntar a los jóvenes”

Sobre el estilo de juego que pregonará con la celeste fue claro: “Tenemos que ser muy duros defensivamente, con una defensa en todo campo los 40 minutos. Rebotear y correr cuando se pueda y si no llegar jugando porque el básquetbol está muy intenso y se juega a una velocidad sorprendente. Tenemos que ser un equipo combativo, que transmita las ganas de ganar. Es la idea, vamos a ver si lo podemos plasmar en la cancha”

Signorelli busca un equipo que identifique y logre unir a las partes: “Representar una selección para nosotros tiene que ser lo máximo, eso va a partir del cuerpo técnico hacia los jugadores, ojalá contagie a la gente”

El entrenador ubicó a la celeste en el basquet: “Uruguay siempre ha sido una selección competitiva. Todas las selecciones se potenciaron, el básquetbol cambió muchísimo. Hay que tratar de trabajar desde las bases para llegar al ritmo internacional y además tener el convencimiento de querer ganar para llegar lo más alto que se pueda”

La cita en Venezuela es un desafío importante para retomar la senda triunfal: “El Sudamericano es una linda prueba para tratar de ganarlo. Brasil, Argentina y Venezuela están con los juegos olímpicos. Sería importante ir subiendo escalones de a poco para lograr triunfos que pienso que es lo que está faltando ahora”

La actualidad marca que Uruguay tiene varios jugadores en el exterior, respecto a esto, Signorelli dijo: “Ya me comuniqué con algún referente, sin dudas. Hay formas de comunicarse y lo voy a hacer con el resto. Mientras más jugadores de calidad tenga, más chances hay de llegar al éxito”

Sobre el caso puntual más polémico, opinó: “Uno piensa en Granger y ve un jugador con unas condiciones tremendas, y es uruguayo, ojalá lo podamos tener, hay que ver el copromiso de él. Yo no voy a hablar por lo que sucedió anteriormente, arranco de cero ahora”

Para cerrar el tema, fue contundente con todos en general: “Si no veo ganas o pasión en los jugadores no los voy a convocar, si quieren lograr objetivos y ganar van a estar, sea quien sea. Todos los jugadores son elegibles, no tengo ningún problema con nadie. Voy a hablar con todos, después no quiero sorpresas, si no los veo comprometidos, no van a estar”

Sobre el jugador nacionalidazo expresó: “Newsome siempre le rindió a la selección y creo que de los nacionalizados es el que tiene más rodaje y el que está a mejor nivel. El resto quizás puede ser citado para ser observado”