Obras Sanitarias derrotó a Quilmes por 94-86 en el condición de local y comienza nuevamente a transitar por el camino de la victoria.

La gran característica que tuvo el encuentro fueron los momentos, cada uno de los equipos contó con los suyos.

Obras comenzó muy bien el juego sacando una renta importante a su favor en los primeros diez minutos de partido, 27-16. Pero el conjunto visitante de la mano de su goleador Walter Baxley emparejó las acciones e incluso se fue al descanso ganando por la mínima, 44-43, siendo muy superior a Obras en ese pasaje del partido, pues así lo marca el parcial.

A la vuelta del descanso el elenco tachero volvió a mostrarse mejor y aprovechó para sacar alguna ventaja de 7-8 unidades para esta vez sí lograr administrarla hasta el final del partido, no dejando reaccionar al rival y quedándose con un punto importante en cifras de 94-86.

Bruno Fitipaldo tuvo una buena actuación, jugó 35 minutos convirtiendo 16 puntos, repartiendo 6 asistencias, además perdió una pelota y recuperó la misma cantidad.