Con un gran ingreso de Manuel Romero, Trouville superó claramente a Hebraica Macabi y puso la serie 2-1 a su favor.

Ambos equipos repitieron los quintetos que vienen presentando en esta serie, y el inicio del partido fue tan parejo como impreciso.  Los primeros puntos para cada uno vinieron desde los 6,75 por parte de Vidal y García Morales.  Hebraica dejaba libre a Vidal que aprovechó para poner un doble y otro triple, pero se apuraba en el juego ante las variantes defensivas que presentaba el macabeo.

Young cometió su segunda falta en sólo 6 minutos, y el ingreso de Martín Aguilera fue altamente positivo para los de Pocitos.  Una tapa, un doble y dos triples fueron los 8 puntos consecutivos.  Además, el ingreso de Romero le dio más orden e intensidad defensiva a Trouville, que se fue en ventaja 20-14.

El segundo cuarto fue ampliamente favorable al equipo Rojo.  Parodi no estaba claro, Hicks no lograba entrar en juego y los de Camacuá sólo lograban generar a través de García Morales.  La vuelta de Young y un juego colectivo de McGowan hicieron que los de Álvaro Tito lograran abrir una máxima de 14 puntos.

La reacción del equipo de Zylberzstein vino de la mano de Salvador Zanotta, con un doble y dos triples que le permitieron descontar y ponerse a 8 puntos.  Pero con otro triple de Manuel Romero, la figura del cuarto, anotando 13 puntos y con un 3/3 en triples para que su equipo se fuera en ventaja 41-29.

Tras el descanso largo, Izuibejeres anotó un libre producto de una falta técnica a Zuvich al finalizar el primer tiempo.  En los primeros 5 minutos Trouville abrió 19 puntos, con buenos minutos de Borsellino.  Leo Zylberzstein mandó a Zanotta y Facundo Medina para presionar en toda la cancha, y logró mejorar, aunque sus decisiones ofensivas no le permitieron descontar sustancialmente.  Álvaro Tito leyó bien el partido y volvió a mandar al “Gallego” Romero en lugar de Vidal, y recuperó tanto la intensidad como el gol exterior.  El tercero se fue 65-45.

En el último cuarto, Hebraica Macabi no pudo reaccionar, cargado de faltas, pero principalmente sin encontrar el tono defensivo ni su juego colectivo en ataque.  Ambos equipos rotaron los planteles, ya pensando en el próximo punto de la serie.  Los de la calle Chucarro cerraron el partido con victoria 93-58, y pusieron la serie semifinal 2-1 a su favor.

El goleador del partido fue Manuel Romero con 27 puntos (6/7 en triples, tiró para 31), secundado por Cedric McGowan con 16 puntos y 8 asistencias.  En Hebraica, el goleador fue García Morales con 14 puntos.

Estadísticas oficiales