Defensor Sporting puso en jaque al último campeón al ganarle por 82-76 para de esta manera colocar la serie 2-0 a su favor.

El comienzo del partido fue entreverado, los dos elencos buscaron tiros rápidos y transiciones a velocidad pero no fueron certeros. Lo mejor se vio en el playero con Federico Bavosi fino desde 6.75 (8-4). Los fusionados respondieron en las manos de Marcos Cabot y Jasper Johnson mientras que Kennedy Winston también gravitó en ataque para que la paridad siga reinando en el rectángulo de juego. Los fusionados lo cerraron mejor con gran ingreso de Haller y Aristimuño, a pura bomba de Jhonson puso el marcador de 21-16.

El show del triple siguió en el segundo chico para los muchachos de Gerardo Jauri, por su parte Malvin no se sintió cómodo ante la dura defensa –hombre y zona- de Sporting, individualizando su juego en Winston. La premisa violeta fue una excelente rotación de bola, cortes profundos hacia el aro y pase extra, en la vereda de enfrente todo lo contrario, eso le dio 11 de máxima a los del ingeniero (34-23). Los de la Avenida Legrand mejoraron con el ingreso de Newsome -rebeldía en defensa y bien en el goleo-. El último minuto fue desprolijo, los dos fallaron mucho pero el fusionado cerró el primer tiempo arriba 40-34.

Para la vuelta del descanso largo Malvin saltó dormido, Defensor todo lo contrario, buscó el pick and roll de Waschmann siendo figura lo que motivó al minuto de López. Las cosas que tiene el básquet porque luego del mismo fue el playero quien salió a 220 pero se centró en la defensa con transiciones rápidas. Mazzarino apareció con sus primeros puntos pero la figura fue Winston, el extranjero jugó el uno por uno constante, asistió y fue figura. En los violetas mermó la efectividad de tres y eso lo sintió. Hornsby apareció con penetraciones y Jhonson en la pintura. Con una gran bandeja de Winston los de la Avenida Legrand pasaron 52-51. De ahí en más los muchachos de López controlaron, Sporting no estuvo claro y como si fuera poco Winston colocó un bombazo sobre la chicharra para irse arriba 65-59.

Los diez minutos finales se vivieron con mucho nerviosismo, las dos parcialidades se levantaron para alentar a los suyos, fue Defensor quien estuvo mejor, con una dura defensa al hombre que le permitió hacer transiciones rápidas lideradas por Osimani y bien culminadas por Haller y Aristimuño, Malvin no le encontró la vuelta al estilo fusionado, también creció la labor de Waschmann y así los de Jauri sacaron cinco, 73-68. El último campeón mostró rebeldía, no bajó los brazos, buscó responder con la misma moneda, Winston volvió a ser la clave y achicó a un doble, 75-73. El juego lo empezó a sentenciar Sporting desde la línea, Jhonson uno de dos mientras que Haller colocó ambos en la siguiente ofensiva para ampliar ventajas. Malvin nunca estuvo claro, poco a poco con libres Defensor sentenció el partido. El marcador final fue 82-76, Defensor quedó a un juego de pasar a la final y barrer la serie.

Estadísticas oficiales