Joaquín Izuibejeres volvió a ser figura y estandarte en el triunfo de Trouville ante Urunday Universitario que permitió prolongar la serie a un quinto partido, el capitán del rojo de Pocitos dialogó con la web.

Con respecto al saber que la derrota era eliminación, Joaquín sostuvo: “La verdad que sabíamos que  no había mañana, que teníamos que ganar como sea, era mucho más rebeldía que juego, por momento lo logramos por otros no, pero se logró el punto que necesitábamos y ahora empezar a pensar en el viernes”

Por varios pasajes del partido se vio una gran intensidad defensiva y un fuerte compromiso de todos en ese sector: “Creo que defendimos muy bien, especialmente  en el segundo tiempo tanto a Emilio –Taboada- como a Johnson –Shaquille- con gran actuación de Manuel –Romero – y Martín –Aguilera- que en ofensiva también estuvieron encendidos, esperemos seguir por este camino en el próximo partido y llevarnos la serie”

En momentos claves cuando más lo necesitaba el equipo el capitán apareció con bombazos fundamentales: “Por suerte entraron esas bolas, a veces entran y otras no. Me tuve la confianza para tirarlas y sirvieron para ganar y estoy muy contento por eso”

Joaquín tiene bien en claro que el viernes es otra final: “De nuevo hay que ir por todo a ganar, porque de perder quedaríamos eliminados así que igual que el partido de hoy hay que plantearlo a ese mismo nivel”