Mo Charlo se despidió de Trouville con una gran imagen, siendo el mejor exponente ofensivo de su equipo.

Mo Charlo dejará Trouville, su esposa está embarazada de cuatro meses y tiene algunos inconvenientes que hicieron que el jugador decidiera volver a su país natal.

Ayer jugó su último partido y mostró credenciales. Si bien arrancó algo flojo, normal para la situación que está viviendo, el extranjero fue levantando y en el cierre fue el alma ofensiva del equipo.

Jugó 37 minutos, convirtió 26 puntos (goleador del partido), además bajó 7 rebotes, puso 2 tapas y perdió 3 balones.