Malvín derrotó con mucha autoridad a Goes y de esta manera se clasifica a las semifinales de la Liga. Por su parte, los de Plaza de las Misiones se despidieron con la cabeza bien alta.

Comienzo parejo, dinámico y entretenido. El elenco de la playa apelaba como de costumbre al juego asociado. Con Federico Bavosi como titiritero de las ofensivas, daba lugar a las apariciones reiteradas de Nicolás Mazzarino y Mathias Calfani lastimando a el elenco misionero, que de todas formas, se mantenía en base al trabajo de sus extranjeros que se encargaron de prácticamente de todo el goleo. Sin embargo, con el perímetro encendido, Malvín pudo abrir una renta de siete unidades al cabo de los primeros diez, 27 a 20.

Buen ingreso de Brian García en Goes que colocando cinco puntos de forma consecutiva hacía que el partido tome un ritmo vertiginoso, el cuál, finalmente le fue muy desfavorable a tal punto que pareció quebrar el juego ya en este chico. Uno tras otro, así cayeron todos los misiles desde los 6.75. Fernando Martínez, Kennedy Winston, Mazzarino, que lograban unos números aterradores desde el triple, 8/11. Los de Plaza de las Misiones estaban perdidos en el rectángulo de juego, sin ideas en ataque, casi nula efectividad, y sobre todo, sin confianza. El playero no tuvo piedad y se llevó la mitad inicial en cifras de 55 a 33.

Muy entreverados los dos en el inicio del complemento, el misionero sacaba rédito del trámite desprolijo y descontaba algunas unidades. Sin embargo, tras minuto solicitado por el DT playero, otra vez Malvín comenzaba a lastimar. Winston clave, importantes reingresos de Sam Hoskin y el enano Martínez para que pese a la rebeldía que mostraba Goes, el buen juego se impusiera dentro de la cancha para que la ventaja se mantenga cercana a los veinte puntos. Con un triple sobre la chicharra de Alejandro Acosta, los de la calle Vilardebó pasaban la barrera de los 60, para irse abajo 78 a 61 de cara al chico restante.

Era todo o nada para el misionero que no quería abandonar esta Liga, que es su mejor participación en 40 años. Rebeldía, poco basquetbol pero mucha entrega, fueron claves para que los dirigidos por Ponce se vuelvan a meter en partido e instaurar nerviosismo en la parcialidad del azul de la playa. Pero por más que en este deporte a veces ocurran cosas poco probables, la lógica también sucede y fue lo que termino pasando. Martínez, Hoskin, Calfani y Winston, todos sacaron a relucir su categoría en los instantes más calientes para que Malvín recupere 15 unidades de diferencia y sentencie las acciones definitivamente. Minutos finales para que los pibes despunten el vicio, que sellaron el triunfo final por 97 a 86.

Con justicia, un tremendo volumen de juego y la clase que siempre muestra este equipo en las instancias de playoffs. El playero elimina por tercera vez consecutiva a Goes y se asegura su lugar en semifinales con rival a conocer entre el cruce de Defensor Sporting y Biguá.

Estadísticas oficiales