Julio Panelli sufrió un accidente doméstico, terminó con fractura de tibia y peroné, pudo ser peor.

El base oriundo de Bohemios vivió uno de esos momentos indeseados, que terminó siendo una desgracia con suerte.

Estaba en una comida en la casa de un amigo y pisó una claraboya de vidrio que no estaba señalizada y pintada del mismo color que el piso. La misma se rompió y Panelli cayó tres pisos, en la caída, sin darse cuenta, esquivó dos vigas de fierro.

Para lo duro que fue el accidente, Julio terminó solo con fractura expuesta de tibia y peroné, fue operado. Se le seguirán realizando estudios para ver si tiene alguna otra lesión.

Desde Basquet Total le deseamos una pronta recuperación.