Biguá volvió a derrotar a Olimpia en el gimnasio de Tabaré por 82 a 75 y de esta forma barre la serie de reclasificatorio por tres juegos a cero para confirmar su cruce ante Defensor Sporting en play offs.

El partido tuvo un accidentado comienzo, ya que el reloj de posición en el aro que le da las espaldas a la calle Brito de Pino, tenía el primer digito muy borroso el cual costaba mucho distinguir cual era en realidad el tiempo restante para lanzar. Debido a esto, el cotejo estuvo detenido aproximadamente cinco minutos con más de ocho por jugar.

Que el juego haya esta momentáneamente parado le hizo bien a los de la calle Vázquez Ledesma, que encontraron un tándem que les dio rédito durante toda la noche compuesto por Benjamin Puckett y principalmente Akeen Scott. El jamaiquino era totalmente desequilibrante con su velocidad y ponía constantemente en jaque a la defensa de las alas rojas. Con algo de Terrell Taylor y Nicolás Delgado gravitando en la pintura y con buen tiro de media distancia los del barrio Colón achicaron y se fueron abajo 19 a 16 al cabo de los primeros diez.

Los foráneos de Biguá seguían lastimando mucho en ataque y sumado al gran trabajo defensivo de Puckett abrían una renta un poco más grande. Luego llegó el momento en donde comenzó un entredicho entre Miguel Volcan y Scott el cual pasó desapercibido para los árbitros pero se dijeron cosas feas. Además hubo un técnico sancionado al entrenador olimpista por empujar a Rodrigo Brause en el momento que lanzaba un tiro desde los 6.75. El pato estaba más firme en el rectángulo, Joaquín Osimani entró en ritmo y más lo que venía aportando la dupla extranjera la diferencia se abría un tanto más. Sin embargo, fue muy destacable el ingreso del capitán Mauro Tornaría para descontar la renta a dos puntos nada más, 37 a 35.

Si Olimpia quería dar vuelta el tanteador necesitaba la aparición de su figura. Marcus Elliot ingresó con muchas ganas al complemento y fue pieza clave para que los de la Av. Garzón pasaran. Scott era el único claro de los de Villa Biarritz y las alas rojas crecían en su volumen de juego. A tal punto de sacar ocho de diferencia a falta de dos minutos para el cierre de este tercer chico, pero de la mano de Puckett y un triple de Gonzalo Meira, Biguá achicó a tres puntos y se fue abajo 58 a 55 de cara al periodo final.

Muchas emociones para el cierre. De movida el match entró en un bache muy grande en el cual nadie anotaba, el parcial era de 3-3 en cuatro minutos ya disputados. Elliot y Abel Agarbado eran los que mas querían en Olimpia, mientras que el pato dependía del tiro exterior para poder encestar. Cuando los conducidos por Volcan tenían cinco de renta y jugaban un poco mejor, todo hacia pensar que la serie se extendería. Pero, en un abrir y cerrar de ojos, los dirigidos por Edgardo Kogan metieron un tremendo parcial para dar vuelta las acciones. Triples de Juan Cambón, Meira y Puckett, seguidos de un doble y foul cortesía de Scott, Biguá terminó con las esperanzas olimpistas y lo sacó de la Liga sellando su pasaje entre los ocho mejores en donde se medirá ante Defensor Sporting.