Welcome venció 77-57 a un Aguada que mostró muchísimas carencias ofensivas. La “W” quedó a un paso de cuartos.

Algo más de público que en el primer enfrentamiento. Salto inicial y superioridad marcada desde el primer doble de Santiago Moglia en los inicios del juego. Los de Barbieri comenzaron con la clara intención de dársela a Ayarza, sacando a De Groat de zona de influencia, el Panameño lo atacó y lo llenó, además le sacó tres faltas. A eso se sumaron los triples del 11, las asistencias de Barrera y alguna aparición de Barriola.
Carencias notorias para el rojiverde adelante, ninguno de los dos foráneos rindió, Demián fue el que mas intentó. Se fue el período 24-8 para los del parque Rodó.

En el inicio del segundo llegó a sacar 17 la “W”. Álvarez era el hombre gol de Aguada con 11 de los 15 puntos que llevaba su equipo. Sin De Groat en cancha dio una buena mano Gonzalo Iglesias y Massie que había sido figura nominal empezó a anotar. Con un triple de Jennings el rojiverde se puso a 4.
En el cierre volvieron a llegar noticias de Panamá, esta vez de la mano de Jaime Lloreda, quien con cinco puntos en fila le permitió a Welcome irse 36-27 al descanso largo.

El segundo comenzó a puro triple, Moglia con tres seguidos. La “W” abrió 18 y parecía sentenciar rápido la historia. Pero De Groat dijo presente tras un primer tiempo para el olvido, 13 puntos casi consecutivos le dieron vida a Aguada. Espíndola encontró en Magnone, Romero e Iglesias soluciones defensivas. Los de Parque Rodó erraron muchos libres sobre el final y la rotación de Barbieri dejó dudas, sacando a Barrera, Moglia y Lloreda en diferentes pasajes, lo que debilitó el nivel general del equipo. 58-53 arriba al último el rojo de Frugoni.

El último comenzó con un 6-0 de Welcome que marcó la cancha. A partir de ahí controló el partido con Moglia, Barriola y un buen cierre de Lloreda. Aguada extrañó a De Groat, en el banco con 4, y a Massie que fue una sombra. Poco nivel ofensivo de un equipo que anotó solo 4 libres en los últimos 10 minutos.

A pesar de la salida por quinta de Barrera, Welcome administró bien el balón, hubo un manejo inteligente de Diego Pereyra en el cierre. Lo terminó ganando de forma clara 77-57, vuelve el lunes para sentenciar la historia.