Larre Borges venció 92-87 a Biguá en condición de visitante para de esta manera quedar en la séptima colocación con la última fecha por jugar.

Partido con bajas en cuanto a integración por ambos lados, por distintos motivos tuvieron un solo extranjero en cancha los dos equipos y en Biguá además no fueron del encuentro Gonzalo Meira, Emiliano Bastón y Emiliano Giano. Algo a mencionar también es que Ángel Varela no entró de titular sustituyéndolo Agustín Berrueta.

Primeros minutos favorables al local con Osimani como carta goleadora, la zona planteada por el pato le daba resultado ya que invitó a Larre a abusar del tiro exterior con una baja efectividad aunque igualmente le alcanzó para igualar el juego. Con triples de Pereiras y Joaquin el local llegó a abrir 8 puntos de ventaja promediando el chico (19-11) promediando el cuarto. No era bueno lo hecho por Diego Álvarez con malos porcentajes desde el perímetro, igualmente llegó en oportunidades a anotar pero asumiendo más de lo debido por momentos. Achicaron los de la Unión con un buen Truss que sacó rédito de las ausencias del pato y se puso a 4 pero un mejor cierre los de Villa Biarritz con varios triples (Brause, Cambón y Osimani) terminaron los primeros 10 de juego arriba, 31-24. Como lo marca el score, fue muy pobre la intensidad mostrada por los equipos, el partido realmente parecía una práctica.

En el arranque descontó algo Larre estando abajo por ventaja que oscilaban entre las 4-5 unidades. Muchos foul cometidos por Biguá que lo llevaron a estar en colectivas muy temprano, Cambón llegaba a la tercera personal al igual que Arbildi del otro lado. Migliónico luego de un largo tiempo volvió a estar en cancha, en cuanto a su ingreso alternó buenas y malas, convirtió una serie de puntos en ofensiva donde mostró lo mejor pero se cometió muy rápidamente tres faltas personales, – la primera muy tonta- que lo llevaron a abandonar la cancha,además perdió el duelo con Puckett. Entró bien del banco el capitán Varela que colocó un triple con el que el juego quedó igualado en 42 restando 3.20. Una vez más fue superior en el cierre Biguá con Puckett y Osimani -que también llegó a la tercera falta- y el primer tiempo acabó 49-44 para el pato.

A la vuelta del descanso Larre llegó a ponerse la mínima diferencia pero los de Kogan se fueron 8 arriba, 58-50, con apariciones de Brause, Puckett y Cambón. La diferencia de Biguá estaba en que dentro de la displicencia con la que se jugaba, era el más ordenado. En la visita, muy buenos minutos de sus principales figuras ofensivas Rodriguez y Varela sumado a la buena actuación que tuvo Truss con lo que llegó a empatar restando 2 minutos y fracción para el tercero en 66. Pasó el conjunto cuadriculado por primera vez con una bandeja tras robo de Álvarez. Poco gol en los minutos finales, terminando 70-68 el tercero para Larre.

En el último se mantuvo tan light como parejo. No les era tán fácil convertir y los de Giacoya tenían ventajas mínimas a su favor. El encargado de darle la primera ventaja importante al aurinegro fue el pibe Acevedo poniendo dos triples consecutivos para irse arriba 81-73 promediando el cuarto. No consiguió mantener esa ventaja y Biguá descontó con buenos

minutos de Cambón que luego de un muy buen movimiento de balón metió un triple muy libre, sin marca para que el local pierda por mínima, 83-82 a falta de 2 minutos.

En ese momento importante Johnny con un gol y foul que contestó Brause con triple rápidamente, pero Larre en manos de su conductor Diego Álvarez tenía uno más y lo puso para sacar 4, 89-85 faltando 1.25. Muy mal cierre de Biguá, perdiendo pelotas y cortando. Ganó Larre 92-87.

En lo previo a este partido se hablaba mucho de que se quería perder para evitar enfrentarse a Urunday en la Reclasificación. Los rumores terminaron confirmándose en cancha, jugándose absolutamente todo el encuentro con ambiente de práctica por parte de los protagonistas. Ninguno mostró interés en ganar, siendo más evidente en este aspecto lo de Biguá. Una postura difícil de entender y compartir por el público que pagó la entrada. Una opinión muy humilde y personal.

Estadísticas oficiales