Hebraica y Macabi y Welcome regalaban un lindo partido de básquetbol hasta que el encuentro fue suspendido por invasión de ambos planteles.

El inicio del partido tuvo a la “W” como dominador. Rápidamente cambió el viento con Sebastián izaguirre muy preciso desde más allá de los 6,75. Leandro García Morales se contagió y puso 10 puntos en el primer chico. El problema de Leandro volvió a ser lo disciplinario. Primera falta técnica rápida y pudo haber recibido la segunda minutos más tarde. Super goleados los primeros diez se fueron 35-27 a favor del local.

Los de Sebastián Barbieri se recuperaron en el arranque del segundo. Santiago Moglia y Josimar Ayarza con muy buenos porcentajes y el primero de ellos agregándole asistencias a su habitual perfil anotador. Se mataban a goles como durante todo el partido. Ayarza 20, Leandro 18 y Moglia 16 en la primera mitad. Rashaun Freeman sufrió la tercera falta y el quinteto bajó en centímetros con Hicks de 4. Se fueron al descanso iguales en 56 dejando 102 puntos en los ojos de los espectadores.

En el tercero Hicks hizo la tercera y la cuarta temprano, se sentó en el banco. Claudio Charquero siguió su camino. Octavio Medina continuó acumulando buenos minutos con 9 puntos tras haber estado varios partidos con poca actividad. En una falta de Gustavo Barrera, Leandro, de gran partido sintió una dolencia y pidió el cambio. El cuarto se fue 80-76 a favor del macabeo en un partido atractivo al que las defensas faltaron.

El último cuarto transcurría igual de emotivo que sus antecesores y Hebraica mantenía la renta de 4 (91-87) cuando a falta de 5:56 finalizó abruptamente. Agustín Zuvich y Josimar Ayarza lucharon un rebote en el aro defendido por el primero. Cayeron al suelo y atrás llegaron Miguel Barriola y Leandro García Morales que ya había vuelto. Luego de ello, tumulto e imposible apreciar.

La terna encabezada por Pablo Sosa, que tuvo mucho trabajo y acertó en algunas y falló en otras, decidió suspender el partido. El formulario visto después señaló que Josimar Ayarza fue descalificado por un golpe que llegó a destino. Los bancos de suplentes de ambos también fueron expulsados en su totalidad con la excepción de Juan Rodríguez (Welcome), el único correcto y vivo, que se quedó en su banco. Los días establecerán las penas. Lo que ya se llevaron fue la noche de básquet, que estaba divina, una pena.

Estadísticas oficiales