Tremendo triunfo de Olimpia 97-92 sobre Urunday Universitario de visitante por la última fecha de la Permanencia, de esta manera el elenco de Colón se quedó en el círculo de privilegio de la Liga Uruguaya de Básquetbol.

Gran clima se veía cuando caía el sol en la calle Joaquín Suárez, principalmente del hincha de Olimpia haciendo cola para ver a su equipo que se jugaba mucho en 40 minutos, también Urunday que quería cerrar el primer mes del año con el número uno en la Permanencia.  

Naranja al aire con un gimnasio colmado de espectadores, empezó lindo, parejo, sin grandes diferencias. Olimpia marcaba al hombre con claras referencias sobre Emilio Taboada y Shaquille Jhonson, tanto de Juan Manuel Garbarino como de Marcus Elliot respectivamente. Promediando el primer chico el olimpista tuvo a Terrell Taylor que le jugaba el uno contra uno a Diego Soares, a quien sacó por dos faltas e ingresó Ryan Blankson a quien le provocó otra más, imparable el foráneo, bien secundado por Abel Agarbado en la base. Mini reacción del estudioso por intermedio de los Taboada y algo de Jhonson para pasar al frente, pero un bombazo del “Tico” Delgado en el cierre puso a la visita arriba 22-21.

El segundo cuarto empezó mucho mejor el elenco de Miguel Volcan, insostenible Taylor, no podía ni Blankson ni Soares, problema sin solución para Héctor Da Prá, además E. Taboada que dominaba a Garbarino, lo marcó en ese instante Mauro Tornaria de buen ingreso al rectángulo y se quedó sin gol el locatario a falta de 7:30 perdía 29-23. Minuto de Da Prá, cambio la estrategia ofensiva, y distribuyó mejor la bola en ataque, apareció Jhonson, buena mano de Pablo Morales, jugando de cuatro y asistiendo, Erik Thomas empezaba a aportar lo suyo ante las lentas ayudas del olimpista. En defensa se refugió en zona el estudioso, confundió a la visita. El final del primer tiempo se lo llevó el de la calle Joaquín Suárez 47-44.

Tras el descanso largo Olimpia salió sin Taylor entre los titulares, sorprendiendo, aunque para rápido que era Thomas, Volcan decidió guardarlo al “24”. Ingresó Gastón Paez, de buen partido el número “12”, y empezó a asumir Elliot, demostrando que es uno de los mejores jugadores de la Liga Uruguaya, igualó el juego en 55-55 a falta de 5:50. El cierre fue muy parejo, Urunday dependía de E. Taboada y Thomas fue fundamental en ciertos lapsos para anotar y atrás soportaba, aunque ir al choque no es su fuerte. Lanzamiento cómodo, bien posicionado de Elliot sobre la chicharra hizo pasar a las alas rojas 70-67.

El cierre tuvo de todo, parejo, prácticamente tanto a tanto a partir de los siete minutos donde igualaban en 78 puntos. En el epílogo apareció Garbarino y sus primeros tantos, colocó ocho para sacar de los pelos al viejo Olimpia, pero enfrente E. Taboada con clase, jerarquía, picardía (4ta de Garbarino, no fue) se puso el cuadro al hombro, no podían con el ex Unión Atlética, poco más de 1:00, 91-90 arriba los de Volcan. Gran cierre de Elliot con clase, puso un doble tan elegante como importante. Jhonson tiró de tres para igualar pero la bola no ingresó. Ya había ganado Bohemios, faltaban 2 segundos y Olimpia ganaba por tres. Como debía ser, la última bola la tiro el capitán, como aquella noche en cancha de Atenas contra Sayago para mantenerse en la categoría donde fue figura, hoy en el goleo no tanto, pero alternó y brindó soluciones, Tornaría, temple de jugador, sentenció la historia y puso a Olimpia con el número “1”, final 97-92.

La radio fiel amiga del hincha esta noche, el final en Pocitos con la victoria de Bohemios y el final cerrado en el Prado, a varios se le pasó por la cabeza, todo, con injusticias por los fallos, donde el tribunal puso la vara muy arriba y uno de los perjudicados fue Olimpia, la quita de puntos, la Cúpula que quedó estancada sin espectáculo para ver al equipo de primera, y la obligación de ganar para no mirar al costado. Todo ese contenido el hincha lo sacó en su máximo esplendor, se fue loco de la vida tanto por Millán como por Agraciada, sabiendo que iba a pisar Colón como un equipo de primera, al menos un año más.

La terna de Héctor Uslenghi, Gonzalo Salgueiro y Julio Dutra, con más aciertos que errores, en un partido bravo por antecedentes, realizaron una buena tarea.

Estadísticas oficiales