Defensor Sporting derrotó 96 – 91 a Larre Borges en condición de visitante y de esta manera se tomó revancha de su última presentación ante el aurinegro en la cual fue vencido duramente.

El fusionado comenzó muy despierto y concentrado en el partido, lo cual le permitió meter un rápido parcial de 4-0 en menos de 30 segundos de juego en base a dos robos consecutivos. Luego también marcó supremacía en la cancha haciéndose pesar en la pintura con Federico Haller y la exuberante actuación de Marcos Cabot. Los de la La Unión no estaban finos en ofensiva y se veían superados permanentemente cuando la pelota iba hacia el poste, más aun, cuando ingresó Eloy Vargas al rectángulo. Gracias al ajuste defensivo, pasando a defender en zona, y a un enchufado Quinnel Brown, los conducidos por Daniel Giacoya pudieron descontar brevemente la brecha al cabo de los primeros diez minutos, 29 a 18.

Ángel Varela fue el hombre del segundo periodo, lastimando desde los 6.75, atacando el aro y también en la penetración y descarga en donde alimentó, entre otros, a dos pibes de la casa, Yari Acevedo y Agustín Dos Santos que dieron buena mano para que Larre se meta en partido e incluso llegue a igualar las acciones a mediados de este cuarto. Sin embargo, cuando parecía que los de la calle Jaime Zudáñez se quedaban sin ideas en ofensiva, aparecieron Marcos Cabot y Robert Hornsby como los encargados de cargarse el equipo al hombro, para que la viola pueda irse arriba de cara al descanso largo en cifras de 49 a 46.

El inicio del complemento fue favorable para los dirigidos por Gerardo Jauri que encontró la pintura como solución en ofensiva. Con William Truss y Johnny Rodriguez comprometidos con las faltas, el juego interno del aurinegro quedaba muy desprotegido ante los embates de los grandes en Defensor Sporting. Malas lecturas en ataque, con tiros muy incomodos y forzados, hacían que los de la calle Villagrán vieran como su rival recuperaba una ventaja oscilante entre los siete y diez puntos. Pero, en los instantes finales de este tercer chico, volvió a aparecer la figura de Brown para que Larre Borges volviera a ponerle emoción e incertidumbre con el último cuarto por jugar, 72 a 67.

Muy parejo el inicio del periodo final. Sin embargo, tras una dudosa decisión de la terna arbitral, William Truss abandonó la duela por quinta falta personal y eso fue determinante para que el fusionado tome aire. Tras un triple de Hornsby, comenzaron a entrar todas las bolas del equipo de Parque Rodó. Tanto Vargas como Haller anotaban con frecuencia debajo del cesto y por si esto fuera poco, la figura del encuentro, Marcos Cabot, metía otro bombazo desde los 6.75 para que la viola abra diez unidades de renta con poco más de minuto y medio para el cierre. Desorganizado el elenco aurinegro, que se enchufó sobre el cierre de la mano de Brown pero no alcanzo para descontar por completo la desventaja. Gran triunfo de la violeta, que aun debe un partido y sigue escalando posiciones en la tabla de la Súper Liga.

Estadísticas oficiales