Bohemios derrotó como local a Urunday Universitario en cifras de 96 a 81 y continúa dependiendo de si mismo para mantenerse en la Liga Uruguaya. En el ganador se destacó la soberbia actuación de Nicolás Catalá, que fue clave en la reacción de su equipo en el tercer y último cuarto del encuentro.

Los dirigidos por Pedro Pereira saltaron a la cancha con Germán Cortizas, Gastón Semiglia, Erron Maxey, Gary Hamilton y Brian Craig. Por su parte, los comandados por Héctor Da Prá comenzaron con Leandro Taboada, Shaquille Johnson, Emilio Taboada, Pablo Morales y Diego Soarez. Los de la avenida Joaquín Suárez contaron con un solo extranjero, ya que Eryk Thomas no fue de la partida, debido a que en las últimas horas Atenas realizó un reclamo, denunciando que el ala-pívot habría jugado sin consentimiento.

El encuentro presentó un comienzo sumamente favorable al equipo visitante, que con un buen trabajo ofensivo de Emilio Taboada, conseguía abrir una ventaja de diez unidades (4-14), lo que obligaba Pedro Pereira a solicitar su primer minuto de tiempo. El “estudioso” mantenía una gran intensidad defensiva, lo que le permitía robar balones en primera línea, que eran capitalizados en el contraataque, que en su mayoría eran definidos por Shaquille Johnson.

En el arranque del segundo periodo, el dueño de casa realizó algunos ajustes defensivos sobre Emilio, mientras que en ataque intentaban ponerle la bola en el poste bajo a Brian Craig. En ese momento sería fundamental el ingreso al rectángulo de juego de Ryan Blankson, el extranjero nacionalizado de Urunday, aportó y mucho en la marca personal del número 54 local, a lo que le agregó varios rebotes ofensivos, que terminaban en faltas recibidas, que luego serían aprovechadas desde la línea fácil. En el cierre del primer tiempo, con un par de anotaciones de Erron Maxey, los de Pocitos lograron achicar la diferencia en el marcador, para marcharse al descanso largo con una desventaja de seis puntos (38-44).

En los primeros minutos de la segunda mitad, los dirigidos por Héctor Da Prá salieron decididos a evitar cualquier tipo de reacción por parte de su oponente. Sin embargo, se comenzaron a cargar de faltas personales Leandro Taboada y Ryan Blankson, lo que le permitió a Bohemios ponerse rápidamente en partido. En dicho pasaje del encuentro fue determinante el aporte ofensivo del capitán Nicolás Catalá, que lastimaba con los lanzamientos desde más allá de los 6.75 metros. De esta manera, los de la calle Gabriel Pereira colocaron un parcial de 32-17 en el tercer cuarto, que les daba una renta de nueve unidades (70-61), de cara al cierre del encuentro.

En el último cuarto se pudo observar la mejor versión del conjunto albimarrón, ya que con la diferencia a su favor, el equipo mostró una mejor circulación de la pelota, ejecutando la ofensiva aquel jugador que se encontrara con mejores chances de anotar. Con un buen aporte desde el banco de los pibes del club, Martín Perdomo y Martín Trelles, fueron sentenciando un partido que en el primer tiempo los había tenido en un muy bajo rendimiento.

En el ganador se destacó la actuación de Erron Maxey, que anotó 22 puntos y capturó 17 rebotes, muy bien secundado por el capitán Nicolás Catalá, que convirtió 21 tantos desde el banco de suplentes. Por el lado del perdedor, el extranjero Shaquille Johnson culminó como máximo anotador con 23 unidades.

Con el triunfo obtenido ante Urunday Universitario, Bohemios continúa dependiendo de si mismo para mantenerse en la Liga Uruguaya. El próximo martes enfrentará a Olimpia en el gimnasio de Goes y en caso de conseguir un triunfo, le escapará de forma definitiva al fantasma del descenso.

Estadísticas oficiales