Germán Silvarrey sufrió un fuerte esguince de tobillo en el encuentro contra Atenas, por momentos se temió en algo peor.

Dentro de lo malo fue lo mejor posible, promediando el tercer cuarto, Silvarrey le realizó una falta a Matías De Gouveia, el jugador de Atenas cayó sobre el hombre olimpista, de forma involuntaria, quedó muy dolorido.

Cuando se lo llevaron se temía por una posible fractura, tras realizar placas en Casa de Galicia, se comprobó que solo se trata de un esguince fuerte.

El tiempo de recuperación se establecerá con la evolución y el pasaje de los días.