Diego García, con libres en los minutos finales fue una de las figuras de Aguada en el triunfo frente a Urunday Universitario, habló con Básquet Total acerca del futuro de Aguada en el campeonato.

Sobre las primeras sensaciones tras el triunfo señaló: “Era fundamental ganar, de no haberlo hecho se nos iba a complicar muchísimo. No estamos salvados todavía pero es un paso importante. Todavía nos queda Tabaré que va a ser muy duro por más que este descendido, y después trataremos de ganar los otros dos juegos con Atenas y Bohemios”.

Acerca de la presión que tenía el equipo de ganar, para respirar en la zona del descenso dijo: “Lo más difícil era mentalizarnos de que en 12 minutos el partido ya se iba a terminar. La presión la tenemos desde que empezó esta fase, y vivimos cada partido como una final”.

En la próxima fecha, Aguada jugará contra Tabaré, equipo que no logró ninguna victoria hasta este momento en el campeonato: “Ellos sin presión quizás puedan jugar un poco más sueltos, pero no los subestimamos por no haber ganado, aun así siguen haciendo partidos parejos generalmente. Tenemos que salir a jugar muy agresivos tratando de marcar el partido desde el arranque”.

Sobre como se siente en su primera experiencia en Liga Uruguaya en otro equipo que no sea Defensor Sporting manifestó: “Muy cómodo la verdad, es mi primera temporada como base titular y la gente del club me hace sentir el apoyo. Hay muchas cosas para mejorar, es una temporada de mucho aprendizaje para mi y espero que termine de la mejor manera, después de un arranque que no fue el esperado en lo colectivo”.

“La mayor diferencia quizá es la mayor responsabilidad que tengo en Aguada. En Defensor fue un proceso de año a año ir jugando cada vez más, y sentirme importante teniendo minutos de calidad pero para seguir con mi crecimiento. Al asumir más responsabilidad en el rojiverde me va a ser beneficioso. La hinchada juega su papel pero es una motivación extra más que una presión”, agregó sobre este tema.

Sobre un balance del equipo de San Martín de lo que va de la Liga Uruguaya señaló: “Estamos donde nos merecemos estar. Hemos tenido varias lesiones pero no es la causa por momentos de no encontrar el funcionamiento. A pesar de que el otro día con Olimpia volvimos a jugar un poco como lo hacíamos en la primera etapa, de a poco el equipo va mejorando y esperemos llegar lejos en la liga”.

Por último habló sobre el cambio de Curro Segura por Javier Espíndola en la dirección técnica: “Fue otro aire sin duda. El trabajo con Curro fue excepcional pero los resultados no se dieron, el entrenador que viene no es responsable de lo que pasaba antes y quizá no esta contaminado por así decirlo. Hubo un cambio importante en la rotación del plantel que es muy bueno, y a medida que pasan los partidos vamos entendiendo su idea y tratamos de plasmarla. Estamos muy cómodos con el cuerpo técnico”.