Cuando quedaban 2’08” para el final del tercer cuarto y Aguada vencía a Urunday Universitario 59-46, la terna arbitral decidió suspender el partido por la humedad que había en el campo de juego y que afectaba el piso del mismo. El juego se reanudará el 12 de enero.

El partido comenzó mejor para Aguada. Jugando desde bloqueos directos, lastimando con situaciones de alto-bajo, siendo vertical y corriendo la cancha, el equipo “Rojiverde” puso un parcial de 11-2 en los primeros cuatro minutos de juego. El equipo dirigido por Javier Espìndola planteó una buena defensa sobre las principales vías de gol de su rival en el inicio del juego y controló al visitante. El local persiguió en los bloqueos indirectos, trabajo bien las ayudas del lado contrario, defendió por detrás los bloqueos directos que tomó Shaquille Johnson y dominó los primeros minutos de juego. Luego de un minuto de tiempo solicitado por su entrenador, el “Estudioso” reaccionó. Urunday lastimó con Emilio Taboada a distancia, encontró puntos en el juego de frente al aro de Eryk Thomas y puso un 11-2 con el que igualó el partido en 13. Atacando en transición desde la defensa de su rebote, jugando desde rompimientos y descargas y teniendo buenos porcentajes de acierto en sus tiros desde más allá de los 6.75 metros, Aguada puso un parcial de 12-2 con el que sacó la máxima de 10 a un minuto del final del primer cuarto. Thomas aprovechó un mal ingreso de Gonzalo Iglesias en el rival para volver a lastimar con su juego de frente al aro, anotar cinco puntos de consecutivos y liderar un 5-0 con el que Urunday se fue al primer descanso del juego solo a cinco de su rival.

El inicio del segundo cuarto fue todo de Aguada. El “Rojiverde” alternó momentos de defensa en hombre con momentos de cuadrado uno (con la referencia personal sobre Emilio Taboada), corrió la cancha, cargó el rebote ofensivo, continuó lastimando a distancia y colocó un parcial de 16-2 con el que sacó la máxima de 19. Urunday no se encontró en el partido. Johnson llegó a ese momento del juego con 0 puntos en su haber, Taboada no lastimaba y Aguada, desde la defensa, controlaba el juego con tranquilidad. Defendiendo en zona 2-3, Urunday comenzó a cambiar el partido. El “Estudioso” corrió desde la defensa de su rebote, encontró seis puntos consecutivos en las manos de Johnson, puso un 8-0 y se colocó a 11 de su rival. Un triple de Marcus Melvin cortó la racha de su rival y le permitió a Aguada terminar mejor un primer tiempo que se cerró con el “Rojiverde” ganando 46-33.

Urunday Universitario mantuvo la zona 2-3 en el inicio del segundo tiempo. El equipo “Rojiverde” jugó con cuatro abiertos, fue paciente, buscó lastimar con situaciones de alto-bajo y, pese a sufrir la defensa rival, aprovechó los puntos de contraataque que anotó para mantenerse arriba en el tanteador ante un Urunday que se apuró, que forzó demasiado sus ofensivas, que no tuvo grandes ideas y que no pudo ponerse en juego. Jugando desde los rompimientos al aro de Johnson y encontrando puntos a distancia, Urunday logró ponerse a ocho de su rival cuando al tercer cuarto le quedaban seis minutos. Volviendo a correr desde la defensa de su rebote, encontrando un ritmo de juego mayor con el ingreso de Luca Magnone y con un importante triple de Timmothy Jennings, Aguada puso un 7-2 y sacó 13 nuevamente. El “Rojiverde” continuó corriendo la cancha y logró mantener la renta hasta el momento de la suspensión del juego.

En Aguada se destacaron los 13 puntos convertidos por Diego García mientras que en Urunday Universitario el goleador fue Eryk Thomas con 13 unidades.