Enorme triunfo de Goes 86-79 sobre Trouville de visitante por la última fecha de la primera rueda de la Super Liga, de esta manera el misionero termina como líder del campeonato hasta el 2016.

Sofocante era el calor en la calle Alejandro Chucarro, con mucha gente del conjunto de Plaza de las Misiones, se percibía la ilusión de volver a ganar en esa cancha para dormir y brindar en fin de año como puntero. El rojo que siempre de local lleva buen marco de público, condimentos de sobra para que ofrecieran un partidazo.

Naranja al aire impulsada por Richard Pereira, comenzó lindo y muy goleado el partido. Craig Williams era el más claro en el misionero, le ganaba el uno contra uno a Kristian Clarkson cuando lo sacaba del poste bajo. En tanto, el ex Unión Atlética era solución en ataque para el conjunto de Álvaro Tito, siendo fundamental en los primeros minutos, ya que Paul Harrison no lo podía controlar. Álvaro Ponce miró el banco y le dio minutos a Hernando Cáceres que fue clave, y Marcos Marotta en el traslado ingresó bien, se fue arriba el misionero 24-22.

El segundo cuarto fue parejo el goense ya no era tan claro en ataque, Williams no gravitaba en el mano a mano, ante la defensa al hombre que impuso el DT rojo, quien colocó a Nicolás Borselino, figura desde el banco. Además Santiago Vidal, le generaba problemas en la marca en primera línea a Goes, el alto-bajo no era solución para la visita. Pero, el rival en ofensiva no aprovechaba, bancó “Tito” Borselino en la pintura, ya que desde el perímetro erró mucho el elenco locatario, sin embargo llegó un bombazo de Clarkson para pasar 42-40. Cuando los de Pocitos se afianzaron hubo un cierre exuberante del “Pelado” Vázquez, parcial 5-0 para el de la calle Vilardebó que se fue arriba 45-42.

Tras el descanso largo,  continuó parejo y atractivo de afuera. El calor cada vez era más, al igual que el talco que utilizó Harrison para secar la transpiración de sus manos, importante el ex Montevideo, más atlético que Kevin Young lo atacaba y le ganaba, asumía, era clave en ese lapso del partido. Trouville con Martín Aguilera, algo de Claudio Bascou, entreverado el “rana” y lo sintió el conjunto de Pocitos, poco de Joaquín Izuibejeres que no tuvo una buena noche, igualmente el local con Clarkson como estandarte se fue arriba al último chico 65-64.

El final, tuvo de todo, mejor el misionero con parcial 4-0 para pasar al frente a falta de 8:30 (68-65). Harrison mantenía el rendimiento, y en menos de dos minutos le sacó seis (73-67). Inteligente Ponce puso a Cáceres, triple clave, además de fajarse abajo, importante ante su ex equipo. Minuto de Tito para reacomodar a sus dirigidos, no fue solución, hubo cinco ofensivas mal jugadas, varias pelotas perdidas, el reloj pasaba y le jugaba a favor a Goes, 76-68 (8) a falta de 2:50. Marcó en zona el goense y se abrió el aro para el rojo que movió bien la bola en ataque,  Vidal y primeros puntos de Izuibejeres, para poner parcial de 6-0 y volver ponerse en juego, perdiendo 79-77.
Perdió la bola el visitante, sin foul sobre Marotta, Bascou tiró de tres para pasar, erró y hubo infracción de Young sobre Harrison, colocó uno de dos. En el aro opuesto clarito Clarkson metió los dos desde el personal, 80-79 restaban 00:25. La pelota con Acosta, el “Mago” picó, picó, semi penetró, lo ajustaron para evitar su bandeja, descuidaron a Marotta que desde el rincón de la muerte puso el triple fundamental, luego hubo libres para sentenciar el triunfo 86-79.

Gran cierre de año para Goes, un equipo que no tiene una figura rutilante, su principal virtud es encontrar el momento de cada jugador en el partido, los de afuera hoy respondieron con creces – Cáceres y Marotta-. Puntos bajos en Trouville y una pobre actuación del perímetro, le costó caro al rojo de Pocitos que perdió su segundo juego con Goes en su cancha en lo que va del año.

La terna arbitral de Richard Pereira, Andrés Laulhe y Joaquín Silvera, con aciertos y errores, no incidieron en el resultado final. Quizás no se tuvo la misma dualidad de criterios en la antideportiva de Cristian Pereira que fue falta común, con otra de Borselino en la mitad de la cancha, que fue más fuerte en comparación de la hecha por el juvenil misionero.

Estadísticas oficiales