Tremendo partido ganó 25 de Agosto 80-79 sobre Auriblanco en el Antonio María Borderes, y de esta manera se quedó con el segundo ascenso al Metropolitano 2016.

Buen marco de público en cancha de Atenas, tanto de la parcialidad del “Veinte” como del barrio Bella Vista, varios allegados de otras instituciones y divisionales, el encuentro prometía y no defraudaron, en lo emotivo fue un partidazo.

Naranja al aire impulsada por Leonardo Fernández, comenzó mejor Auriblanco, colocó un parcial de 14-9 a falta de 5:50 con buen comienzo de Julio Panelli, a quien, tomando como referencia el match pasado le cambió la marca Mathías Nieto, le puso a Daniel Lipatín y Nicolás Castrillón que es más duro en defensa que el oriundo de Biguá, fue con Andrés Piñeiro que venía siendo uno de los goleadores del “Auri”. Luego de lindo doble de Andrés “Cacho” Jones se fue arriba por ocho el quinteto de Nicolás Rabino 26-18.

Para el segundo cuarto, promediando el mismo mantuvo la renta, pero se quedó sin respuesta en el epilogo del primer tiempo el elenco de San Juan y Princivalle. Minuto de Nieto para reacomodar a sus dirigidos, en la primera cuando volvieron al rectángulo, Álvaro Taibo puso un bombazo para abrir la máxima (38-29). En tanto, el “León” no encontraba la vuelta a la zona 2-3 del rival, eran bajos los porcentajes, para un equipo de números altos en el perímetro, poco de Javier Álvarez, controlado Nicolás Ibarra por Nicolás Gentini y el mejor era Camilo Antunes que tirando mal parado e igualmente embocada. Agregar los buenos números de Enrique Elhordoy, fundamental en ataque, parcial 14-5 para irse “ni vencidos, ni vencedores”, finalizaron los primeros 20 minutos, 43-43.

Tras el descanso largo pasó por primera vez en la noche el conjunto de la calle José Luis Bado 52-50, corriendo la cancha “Cococho” aparecía en cuenta gotas. Marcaba en zona “25”, de manera similar Auriblanco que contaba con la jerarquía de “Cacho” Jones y Federico Ledanis en el poste bajo, 59-55 arriba el elenco que hoy ofició de visitante a falta de 3:13. Ahí cambió todo, otra actitud del “Veinte” que puso parcial 12-2, nuevamente en el final del cuarto para afrontar el cierre 67-61.

Gran epílogo de partido, como merecía el campeonato. El conjunto de Nieto mantuvo la distancia hasta promediar el último chico, que ganaba 69-66, dos libres a Ledanis que erró y no aprovechó a acercarse en el score. Estuvieron casi tres minutos sin anotar, el calor, la humedad, la ansiedad y la responsabilidad de cada bola jugaban un rol fundamental. Con dos triples seguidos Nicolás Castrillón hizo levantar a la parcialidad de “25”, ya que ganaba 73-66 y cada vez faltaba menos.
Minuto de tiempo hecho por N. Rabino, se le iba el campeonato, volvió el “Facha” Piñeiro desde el banco y fue letal, parcial 10-1 para pasar 75-74. Las marcas eran desprolijas, la instancia definitoria lo hizo así. Sin Jones Auriblanco, mientras que “25” perdió por la misma situación a J. Álvarez. A falta de 00:28 N. Gentini puso un gol y foul clave y el score estaba 78-76 para el Auri. Asumió Antunes, lo cortaron con infracción, achicó 78-77. Falta a Gentini, puso uno de los dos lanzamientos: 79-77 y restaban 00:14.
N. Ibarra, hombre predestinado a cerrar partidos y ganar ascensos colocó un triple formidable para pasar 80-79 y desatar la locura en la tribuna de 25. Cortó Castrillón a Panelli, porque se resbaló, increíble, a la línea el ex Marne para igualar o pasar, ni una cosa ni otra, erró los dos a falta de 00:05. De todas formas la última fue papal, asumió mal Álvaro Taibo que se fue con pelota y todo afuera, se terminó el partido 80-79, y en Villa Dolores hay segundo ascenso acompañando a Miramar.

La terna arbitral de Leonardo Fernández, Washington Chamorro y Marcelo Galli, mejor que sus colegas de la final pasada. Hoy con una línea pareja de errores y aciertos, pero no incidieron en el resultado final, fueron todas infracciones, la antideportiva de Piñeiro sobre Antunes, la de Castrillón sobre Panelli, acertaron en los pitazos cruciales de la noche, que podían cambiar el rumbo o los festejos que finalmente se quedaron hasta gran parte de la madrugada en Villa Dolores.

Estadísticas oficiales