Matías Nieto vivió 365 días fantásticos dentro de los que tuvo tres ascensos, dos los festejó el mismo día del calendario.

Cancha de Capitol, 23 de diciembre de 2014, doble de Nicolás Ibarra en la hora para que Cordón le ganara a Larrañaga, algarabía total del pueblo albiceleste. Pasaron 365 días y el guionista de Dios volvió a hacer de las suyas. Esta vez al sur de Montevideo, en el gimnasio de Atenas, con el mercedario clavando un triple clave y con Nieto festejando otro ascenso, esta vez con 25 de Agosto.

Sus números asustan. En los últimos 365 días ganó 34 y perdió 3. Las cifras son demasiado elocuentes, tres ascensos y un record que conmueve. Aquel pibe que apareció en Verdirrojo, a base de trabajo, pide entreverarse entre los mejores, el rendimientos de sus equipos y los logros conseguidos le hacen un lugar. Hay futuro.