Atenas logró un triunfo impostergable en su cancha 96-74 ante Tabaré que sigue buscando la primer victoria del año.

Héctor Uslenghi, Ricardo Olivera y Joaquín Silvera arbitraron en la noche del martes el partido donde Atenas recibió a Tabaré.

Los primeros minutos del tuvieron lo mejor de la visita en la noche, de la mano de Rodrigo López y Rivas, los dirigidos por el Boca Hernández en 4′ mandaron con un parcial de 14-4. Sin embargo Atenas respondió con un 14-0, con De Gouveia como abanderado, y pasó para no quedar abajo nunca más en la noche. Loriente se sumó, Zubiaurre  fue importante y las alas negras controlaron el juego en un momento clave.

El segundo cuarto fue el de la confirmación, Atenas siguió moviendo la bola y confirmando el buen último tramo del primero. Tabaré pareció perdido y cuando quiso acordar se fue al descanso largo 18 abajo, 30-48.

El tercero sin embargo tuvo a Ferrés y a Haití como figuras, el Indio se colocó a 11 (49-60) y le puso incertidumbre al juego. Pero otra vez apareció De Gouveia y sumado al buen nivel de Asaravicius los de Frydman otra vez sacaron ventajas considerables y cerraron 15 arriba los primeros 30 minutos.

El último cuarto se recordará más por el codo, o intento de golpe de Haití a Readus que por lo que pasó en el rectángulo. Por suerte fue más gente que quiso separar que la que intentó empañar el espectáculo, a falta de 3:31 los árbitros decisieron expulsar a Readus y a Haití, ambos equipos tuvieron tiempo para enviar a los sub 23 a la cancha y que los últimos minutos tuvieran a muchos juveniles cerrando el juego. Atenas cerró siempre mejor y con 22 de ventaja guardó en su casa un triunfo necesario.