Con una noche inspirada desde los 6.75, Biguá le ganó a Larre Borges como visitante 78-66 y sumó su primera victoria en esta Superliga.

El Pato cortó una racha de siete derrotas consecutivas y recuperó la confianza en esta fase del certamen. Defensa intensa, goleó repartido y porcentaje elevado en triples fueron las claves para el triunfo.

Juan Cambón y Emiliano Giano en la doble base fueron los encargados de organizar el juego visitante, que desde el primer cuarto marcó la cancha. Ángel Varela fue el hombre aurinegro, pero los de Villa Biarritz se quedaron con el parcial inicial 24-17.

Biguá no modificó su forma y sus extranjeros Benjamin Puckett y Brian Williams se sumaron al andar ofensivo de su equipo, que fue ordenado y encontró siempre al compañero libre para tomar el lanzamiento. Los comandados por Edgardo Kogan se marcharon al descanso en ventaja 41-31.

Pero Larre puso un 7-0 de movida en el arranque del tercer período y el conjunto de Daniel Giacoya parecía entrar en partido. El Pato y sus números en triples, un calvario para cualquier equipo que hoy lo hubiera enfrentado, y hoy le tocó a los de La Unión, que observaron cómo su reacción se esfumó de manera fugaz. Rodrigo Brause fue fundamental en este rubro desde la banca de suplentes para cerrar el cuarto 55-47.

El último chico fue todo del elenco visitante, que llegó a sacar veinte unidades de diferencia y administró la renta hasta el cierre. El sustento principal de Biguá: 14/26 desde los 6.75 metros, que además defendió de gran forma y sumó su primera victoria en esta Superliga.

Juan Cambón y Joaquín Osimani fueron los goleadores de Biguá con 20 y 16 puntos respectivamente, mientras que Ángel Varela anotó 24 unidades y fue el goleador del encuentro.

Estadísticas oficiales