Malvín y Hebraica y Macabi igualaban en 22, restaban 47 segundos para finalizar el primer cuarto cuando Alejandro Sánchez Varela decidió suspender el cotejo para preservar la salud de los deportistas.
Las condiciones de juego no eran las mejores, había un vidrio roto por donde entraba el agua que generaba una humedad en el rectángulo de juego que impedía a los protagonistas y a quienes impartían justicia afirmarse en el suelo. Se formaron pequeñas goteras que iban contra el normal desarrollo del espectáculo.

El partido venía siendo arbitrado por Sánchez Varela, Andrés Laulhe y Julio Dutra quienes estaban realizando una tarea satisfactoria hasta el momento.

Los locales, dirigidos por Pablo López, comenzaron jugando con Federico Bavosi, Nicolás Mazzarino, Kennedy Winston, Reque Newsome y Sam Hoskin. La única baja en el playero era la del artiguense Mathías Calfani. Por su parte, la visita dirigida por Fabio Demti lo hizo con Luciano Parodi, Leandro García Morales, Michael Hicks, Sebastián Izaguirre y Hatila Passos.

Sánchez Varela impulsó la naranja al aire y Reque Newsome hizo los primeros puntos del partido, sin embargo la visita reaccionó con Hicks y García Morales en el perímetro, junto al enorme trabajo de Izaguirre en la pintura, abría una renta de 4 (14-10).
Rápidamente el playero reaccionó y con el “Mono” Federico Bavosi como estandarte con varias bombas puso la igualdad en el tanteador 18 iguales a falta de dos minutos. Luego ambos equipos se alternaron en el tanteador, Hoskin y el “Mono” eran los hombres gol por el local y por lel lado de la visita Parodi e Izaguirre eran quienes anotaban.

A falta de 47 segundos para el final del primer cuarto y a causa de que las condiciones de juego no eran acordes para el desarrollo del mismo, Alejandro Sánchez Varela decidió suspender el partido.

Estadísticas oficiales

[Best_Wordpress_Gallery id=”135″ gal_title=”Super Liga – Malvín-Hebraica”]