Andrés Piñeiro fue el goleador del equipo papal en la importante victoria ante 25 de Agosto, el 9 se acercó a charlar con Basquet Total al cierre.

“Era un partido complicadisimo, como toda final pero no había mañana y había que ganar si o si. Entramos desconcentrados, nos costó pero lo pudimos cerrar”, comenzó diciendo el oriundo de Olimpia.

El papal quiere revancha: “Tenemos la espina del año pasado de todo el grupo, si bien algunos no estuvimos queremos subir como sea. Esta gente se merece subir y jugar el Metro y le toque a quien le toque tiene que aportar y sumar en lo que podamos”.

Auriblanco sueña con el ascenso: “Sería hermoso, es un club muy lindo y se pasa muy bien, la gente que nos rodea siempre suma, todo el tiempo apoyan y se merecen subir”.