Atenas consiguió un importante triunfo ante Aguada por 80 a 65 y se mantiene cerca de sus rivales directos, en su afán de no perder la categoría. Los de Palermo mostraron un cambio de actitud con respecto a los partidos anteriores, en los cuales se dieron por vencidos demasiado pronto.

En el Palacio Peñarol se enfrentaban dos equipos con presentes dispares. Aguada venía de conseguir dos triunfos consecutivos, primero ante Olimpia en un duelo directo y luego ante Tabaré, en un encuentro que sentenciaron rápidamente. Por su parte, Atenas llegaba con dos derrotas en fila, una esperable ante Urunday Universitario y la otra ante Olimpia, en un punto que puede llegar a doler y mucho.

Los dirigidos por Javier Espíndola saltaron a la cancha con Luca Magnone, Timothy Jennings, Rodrigo Trelles, Marcus Melvin y Chris Massie. Mientras que los comandados por Martín Frydman comenzaron con Matías De Gouveia, Mauro Zubiaurre, Iván Loriente, DeAndre Coleman y Willie Readus.

El encuentro presentó un comienzo favorable a los dirigidos por Martín Frydman, que desde el salto inicial mostraron una gran actitud, tirando una presión extendida en media cancha, sobretodo sobre el armador del rival, que en este caso era el juvenil Luca Magnone. El base salteño perdió un par de balones que derivaron en puntos de corrida para el ateniense, que de la mano de Iván Loriente y Matías De Gouveia conseguía abrir una ventaja de seis puntos (16-10). Aguada dependía en exceso de lo que podía aportar Chris Massie, que transformaba en puntos casi todo lo que lanzaba en el juego interno.

En el arranque del segundo periodo, los de Palermo pasaron a defender en zona, con ayudas constantes cada vez que Massie recibía la bola en el poste bajo. Al no poder anotar en la pintura, los dirigidos por Javier Espíndola se veían en la obligación de lanzar desde el perímetro, aunque los porcentajes eran muy bajos. En ese pasaje del juego aparecieron los extranjeros de Atenas, DeAndre Coleman y Willie Readus cargaron el juego interno, capitalizando la mala postura defensiva del debutante Marcus Melvin. En un abrir y cerrar de ojos, la diferencia en el marcador se había incrementado a 17 puntos y pese a un intento de reacción por parte del aguatero, la visita se marchó al descanso largo con una buena renta a su favor.

En los primeros minutos del segundo tiempo, las “alas negras” llegaron a tener una renta de 19 unidades, siendo importante para ello el aporte ofensivo de Matías De Gouveia, que organizaba el ataque de su equipo, tomando las decisiones que pedía el trámite. A partir de ese momento, se produjo un cambio radical en los de la calle San Martín, que mejoraron considerablemente en el costado defensivo, mientras que en ataque lastimaban con el pick and roll de Massie con García. En medio de dicha reacción, Iván Loriente fue sancionado con una falta técnica, luego de realizar algún gesto a la parcialidad rojiverde. Lo importante para el que hacía las veces de local, era que la diferencia en el tanteador se había achicado a siete puntos.

Promediando el último cuarto, Aguada se llegó a poner a una sola pelota, siendo clave el aporte individual de Timothy Jennings, que hasta el momento había brillado por su ausencia. Sin embargo, Atenas no perdió la calma en ningún momento y a su vez se acordó de todo lo bueno que realizó en la primera mitad. Por lo tanto, decidió volver nuevamente a la zona 2-3, de gran utilidad en el arranque del encuentro, mientras que en ataque puso la bola en las manos de sus extranjeros, que anotaban o generaban juego para el resto de sus compañeros. Atenas colocó un parcial de 20-7 en los últimos seis minutos, que sería lapidario para las aspiraciones de un Aguada que estuvo todo el encuentro debajo en el marcador.

Con el triunfo obtenido esta noche, los de Palermo alcanzan los 13.5 puntos en la tabla del Reclasificatorio, quedando a medio punto de Olimpia y a uno de Bohemios. Cabe recordar que Atenas deberá enfrentar a ambos equipos en el Antonio María Borderes, además de ser el único de los tres que todavía no se enfrentó con Tabaré.

En el ganador se destacó el trabajo de los extranjeros, DeAndre Coleman que anotó 21 puntos, bien acompañado por Willie Readus con 18 tantos y 18 rebotes. Por el lado del perdedor, Chris Massie colaboró con 23 unidades y 16 rebotes.

El próximo partido de Atenas será el martes en su gimnasio ante Tabaré, mientras que Aguada será local frente a Bohemios, en un juego clave, ya que si pierde se puede llegar a comprometer con el descenso.

Estadíticas oficiales