Trouville venció 80-71 a un Larre Borges que se quedó sin piernas en el final pero hizo un digno papel.

Los dos equipos se presentaron diezmados. Martín Aguilera y Kristian Clarkson ausentes del lado rojo, Matías Nicoletti y Julio Migliónico del aurinegro. Además Joaquín Izuibejeres e Iván Arbildi solo jugaron unos minutos ya que arrastraban molestias. Un último cuarto brillante de Vidal decidió el juego.
El primer cuarto fue parejo. Claudio Bascou anotó 11 puntos pero le pitaron la segunda rápidamente. Quinnel Brown, como de costumbre, se ponía el equipo al hombro y acompañado del buen funcionamiento colectivo le permitió al aurinegro irse un doble abajo (20-18).

El segundo fue el cuarto de Larre Borges. Trouville había llegado a sacar seis con triple del “Pepo” Vidal en la mitad del parcial pero de ahí en más lo arrolló la visita. Los rojos se fueron de sus casillas y los árbitros les pitaron tres técnicos. Con buenos minutos de Johnny Rodríguez, abrió 7 el equipo dirigido por el “Mágico” Giacoya.

En el tercero el panorama siguió incambiado y Larre no perdió el dominio del score. Trouville, con el banco reducido envió a Manuel Monteverde a la cancha. El aurinegro vio como Jhonny llegaba a la cuarta personal. Aun asi, con Brown y Álvarez comandando las ofensivas se fue 57-51 arriba de la Unión.

El comienzo del último vio la reacción del local. Liderado por Vidal en lo basquetbolístico y en lo anímico. Dos robos seguidos a Álvarez con conversión para achicar a un doble.

Le tocó a Larre Borges sobre el final enojarse con el árbitro y a Borghini no le tembló el silbato para pitar faltas técnicas. Trouville lo manejó bárbaro con triples de Alex López y repartiendo el goleo. Larre de a poco se fue quedando sin piernas, y terminó sufriendo la escasa rotación. Fue 80-71 y el líder recupera el sendero de la victoria.

Estadísticas oficiales