Goes, en un partido más luchado que jugado, venció de visitante a Larre Borges 77-70 y, por un rato, los mira a todos desde arriba.

Hay un barrio en delirio constante. Goes volvió a ganar y su gente sigue soñando en grande. Su equipo responde y aun si jugar bien hace estallar el corazón ganando con más garra que básquetbol.

El encuentro comenzó parejo, el local con la intención clara de buscar a Truss quien desniveló en el inicio -9 puntos en el cuarto-. Además cayeron dos triples de Arbildi que sirvieron para manejar la diferencia. Goes empezó a crecer con goles de Marotta, el nacional que acompañó a los foráneos, el primero se cerró 20-18 para los de Giacoya.

El segundo se inició con sequía ofensiva del locatario, solo 2 puntos en casi 6 minutos. Mérito enorme de la visita que se hizo fuerte en defensa con los ingresos de Brian García y Hernando Cáceres, en el primer tiempo anularon a Brown y Varela. Defendiendo y corriendo la cancha –gran virtud de este equipo- fue que los de Álvaro Ponce llegaron a abrir 14.
Las figuras cuadriculadas aparecieron, triple de Brown y doble tras robo de Varela, parcial de 5-0 para achicar a 9, resultado con que se fueron al descanso, 40-31.

En el complemento Brown mostró todo su repertorio, siete puntos seguidos para liderar la reacción del aurinegro –vestido de celeste-. A pesar del minuto de Ponce, no cesó la intensidad defensiva locataria, la visita equivocó caminos seleccionando mal los tiros y con gran bandeja de Varela pasó el de la Unión por mínima.
Se lesionó Arbildi, entró Truss, a Larre Borges le costó acomodarse a la nueva integración, sobre todo en defensa. Harrison sacó a Goes del apuro, se sumaron Vázquez y Williams para recuperar ventaja de 7.
Nuevamente, con Brown inspiradísimo, y una volcada soberbia en la última fue que los de Giacoya entraron al último un doble abajo, 57-55.

El período final fue caliente, hubo duelos entre los jugadores, técnicos que se pitaron y otros que se debieron pitar. El arbitraje entró en el entrevero del partido. Se jugó con mucha intensidad, la paridad lo hizo divino, pero a los dos les faltó basquet.
Siempre estuvo arriba Goes, manejando rentas cortas.
El reingreso de Vázquez fue clave para sacar del encuentro a Brown, no lo dejó desnivelar por más que el foráneo aportó. Con el encuentro parejo se hizo gigante Williams en la pintura y Marotta colocó un triple fundamental para abrir 9.
Justamente Marcos salió por quinta y lo sintió la visita, no tuvo orden, dependió casi en exclusividad de su pívot que se cansó de tomar segundas opciones y sacar rédito del rebote ofensivo.

El aurinegro vio como Jhonny Rodríguez asumió demasiado de 6.75 y Truss falló cuatro libres claves. Sin claridad en el goleo de Diego Álvarez se fueron diluyendo las chances locatarias. Goes tuvo a Williams inspirado y con el foráneo como bandera, con buenos aportes de Vázquez, liquidó el encuentro a su favor.

Triunfo justificado que deja a Goes, hasta que juegue Trouville, como único líder de la Liga Uruguaya en puntos ganados.

Estadísticas oficiales

[Best_Wordpress_Gallery id=”118″ gal_title=”Super Liga – Larre Borges-Goes”]