Aguada con mucha actitud y empuje de su gente se sobrepuso a las bajas y venció a Olimpia 81-74 en partido clave.

El partido se arrancó a jugar sobre el mediodía, cuando se supo de la ausencia de Demian Álvarez. Diego García se trató que llegara de cualquier forma, pero los fisioterapeutas no pudieron con el tobillo del base que quedó descartado a 20 minutos del inicio del match.

Aguada comenzó mejor, con parcial de 7-1. Interesante Jennings y Trelles. El que generaba era Massie. El rojiverde era intenso en defensa, era lo que le daba de comer.
La salida de Magnone con dos faltas hizo que el local se quedara sin base. La poca organización de juego llevó a definir mal las ofensivas, Olimpia corrió la cancha y encontró en Silvarrey -9 puntos en el cuarto- la figura para pasar. El primero se fue con igualdad en 16.

En el segundo, el rojiverde que había cometido muchas faltas se cuidó y estuvo 7.30 sin cometer infracciones, clave por el plantel corto que manejó Espíndola. La visita se nubló en ataque, tiró mucho de afuera, Elliot fue bien controlado y el resto careció de ideas.
Massie fue un base de más de dos metros, goleó y generó, hubo buenos minutos de Dotti y Trelles, más la mano que dio el pibe Magnone. Feeley el único que quedó en el debe dentro de un equipo que con la defensa como bandera llegó a abrir 18.
Cerró mejor Olimpia, se liberaron Elliot y Toombs y los de Colón achicaron a 11, 40-29 marcaba el score, en resultado que no era acorde al trámite, demasiado premio para la visita.

En el tercero rápidamente abrió 17 Aguada con Jennings como estandarte, Páez se enojó con los jueces –le pitaron una falta en ataque que no fue- y se llevó un técnico, el local llegó a tener 20 de renta (51-31).
A partir de ahí se dio lo mejor de Olimpia, primero con Toombs yendo sobre un Massie agotado, más tarde con Elliot y Agarbado. Los de Colón aprovecharon la cuarta de Jennings –se fue al banco- y se pusieron a 6 con su extranjero perimetral como estandarte (57-51), resultado con el que se fue el período.

En ese lapso hubo un laburo monumental de Páez sobre Massie que bancó en cancha comprometido y anuló a su referencia personal. El local sintió la salida del nacionalizado, no tuvo ideas.

El último se inició con triple de Dotti, pero con Elliot inspirado la visita se colocó a tres. El ex Anastasia pudo colocar a su equipo a mínima pero se apuró. El local con el sanducero y Jennings recuperó 9 de renta.
Silvarrey a la cancha, ingreso clave del Bola con dos triples, se sumó otra bomba de Elliot y la visita se colocó a mínima 74-73. Además los importados del local estaban todos con cuatro personales.
Salió Delgado por quinta, Feeley puso libres importantes y Toombs falló dos claves. El rojiverde, a falta de 35 segundos encontró un doble de Massie cuando se iban los 24 que liquidó la historia.
Olimpia intentó pero todo lo bueno que hizo en la reacción lo abandonó en los últimos ataques que definió muy mal. Trelles colocó un par de tapas y con libres el dueño de casa consiguió un punto fundamental en su aspiración de quedarse en la Liga Uruguaya.

Estadísticas oficiales