Luis Silveira, de dilatada trayectoria, habló con Básquet Total luego de la victoria de Miramar ante Lagomar y situó a dicho partido entre los más raros de toda su carrera.

El experimentado jugador declaró que “tengo muchos años de carrera y no te voy a decir que es la primera vez que pasa una cosa así que se de vuelta un partido que parecía perdido, pero este está en el top 5. No lo podíamos agarrar por ningún lado, estábamos haciendo agua por todos lados, nos habían tomado muchísimos rebotes ofensivos y por lo general cuando cometés esos errores lo perdés. Pero, la verdad, nos tiramos de cabeza en todas las últimas pelotas cuando estaba todo perdido y de esa forma conseguimos libres, vinimos a tirarlos, erramos, agarramos el rebote y lo ganamos”

Sobre la última jugada en la que fue expulsado el entrenador de Lagomar por protestar dijo que “se dio una situación rarísima en la que le asiste toda la razón a los jueces. En el momento que estábamos en la cancha entró el director técnico a decirle algo, el reloj corría más lento que una tortuga, el tenía un tiempo para pedir y faltaban tres segundos y medio pero bueno, fue expulsado, tuvimos libres y lo aprovechamos”

Para finalizar dejó una conclusión: “nosotros en todo el año fuimos muy sacrificados, ganamos partidos difíciles y en algún momento esa estrellita viene, te toca y esta vez nos tocó a nosotros. Veníamos de perder un partido ante 25 de agosto, este era un partido dificilísmo, ellos son buenos y nos lo llevamos. Sabemos que para ganar el campeonato tenemos que ganar dos partidos más y queremos que sean los próximos”.