El ayuda base fusionado fue una de las figuras de su equipo en el triunfo ante Aguada. Finalizado el encuentro Marcos Cabot dialogó con Básquet Total.

Punto fundamental, Defensor fue de menos a más: “Un partido muy complicado, sabíamos de la necesidad de Aguada que si no ganaba hoy se le iba a complicar para meterse en la Súper Liga, es un buen equipo con gran quinteto abridor. Creo que nosotros sacamos ventaja en la rotación y así fue”

“Ellos empezaron defendiendo 1-2-2 y comenzamos mal de tres puntos, nos enloquecimos, tuvimos un mal primer cuarto. Es algo que nos está pasando y es lo que tenemos que corregir, entrar más concentrados y por ahí está la cosa” analizó sobre la defensa que le complicó el comienzo del juego.

De la intensidad defensiva para sacar el partido, dejó: “El partido anterior con Urunday pasó lo mismo, arrancamos mal y en el tercer cuarto defendimos toda la cancha. Tenemos buen potencial para hacerlo y eso es lo que nos hace ganar los partidos”

“Yo toda mi vida jugué de base, el que tengo ahora es un rol nuevo y me gusta porque tengo la posibilidad de tirar más y dejarle la generación de juego a Martín que lo hace muy bien, pero sé que tengo para mejorar”  comentó con respecto a su rol en el equipo.

De las estrategias del partido opinó: “Creo que tener recambio de calidad nos dio la llave del partido. Hoy Fede (Haller) entró muy bien de afuera, sabemos el talento goleador que tiene, nos abrimos y sacamos una ayuda de la defensa de ellos abajo”

Cabot fue claro en las aspiraciones del equipo: “Todavía estamos muy inestables, me veo un poso atrás de Malvín, Trouville o Hebraica. Tenemos que costruir porque todavía no nos podemos considerar candidatos”