Biguá con un triple de Joaquín Osimani a falta de seis segundos para el final venció como visitante 80-79 a Atenas, y se consolida como uno de los ocho equipos que van a pelear arriba.

En un partido mal jugado, pero con resultado incierto durante la gran parte del encuentro, los dirigidos por Edgardo Kogan lograron un puntazo para separarse de los equipos que vienen en la mitad de la tabla.

El cotejo comenzó entretenido, Biguá dañaba mucho de 6,75 a través de los triples de Gonzalo Meira, mientras que el ingreso de Iván Loriente desde la banca con 8 unidades emparejaba las acciones, y generaba que el Pato solamente se vaya un punto arriba, 19-18 en ese primer cuarto.

Ya en el segundo período apareció Deandre Coleman con puntos importantes para que Atenas sacara ventajas de 9 unidades, pero tiros a larga distancia de Emiliano Giano, de gran ingreso, y Benito Santiago acercaban al visitante. Se fueron al descanso con una victoria parcial del ateniense 40-37.

En el complemento se dio una sequía de gol en el equipo de Atenas, seis minutos fue el tiempo que le costó al local poder anotar. Esto lo aprovechó muy bien Bigua, poniendo la pelota abajo y sacando ventaja con Anthony Johnson, que generaba goles y faltas a sus rivales. Greg Dilligard no pesaba abajo, mientras que el otro foráneo de las alas negras llegaba a su cuarta personal, que iba a ser importante en el cierre. 61-49 se lo llevó el equipo de Edgardo Kogan el tercero.

Entramos al último cuarto, donde hubo de todo. A base de triples de Mauro Zubiaurre y de Matías De Gouveia se acercaba Atenas en el marcador. Parecía que una bomba de 6,75 de Juan Cambón a falta de 1:34 liquidaba el encuentro, ya que el Pato sacaba 6 puntos, pero apareció la calidad de Coleman con 5 puntos, más un doble y falta de De Gouveia para que pasara el ateniense a falta de 10 segundos para el final (79-77).

Sacó Biguá del costado, la jugó muy bien, y quedó solo en la esquina Joaquín Osimani, quien la pudrió de 6.75 e hizo que el conjunto de Villa Biarritz pasara por mínima. La última de Atenas estuvo en las manos del base oriundo de Tabaré, que la trasladó toda la cancha y desde la línea de libre sin marca tiró al aro, pero marró y de esta manera Bigua consiguió un puntazo en sus aspiraciones para meterse entre los 8 que jugarán por el campeonato.

Una curiosidad; los únicos puntos que convirtió el menor de los Osimani, fueron los encestados en la última pelota.

El goleador del encuentro fue Johnson con 24 puntos y 10 rebotes, mientras que en Atenas se destacaron las 20 unidades de De Gouveia y las 19 de Loriente.

Estadísticas oficiales