Nicolás Sánchez dio una mano importante desde el banco para que Bohemios derrote a Atenas 82-67 y analizó el presente del equipo con Básquet Total.

“Por suerte se nos dio la victoria aunque la diferencia final no es la que existe entre los equipos. Veníamos de cuatro derrotas consecutivas pero estábamos tranquilos porque el triunfo iba a llegar”, comentó el perimetral sobre el retorno a la senda ganadora del albimarrón.

Nicolás analizó uno de los puntos fuertes de este Bohemios: “Tenemos una gran ventaja que es contar con tres americanos. Si ellos se dedican a jugar un rato, podemos sacar una diferencia con respecto al rival. Además hacen jugar al resto. Por ejemplo, Gary (Hamilton) es un pivot que promedia seis asistencias por encuentro y eso es importante”.

“Camiña es un entrenador que se destaca por trabajar mucho la defensa y que a partir de ahí se construye un buen ataque. Presionar en primera línea nos sienta bien con el “Gato” (Perdomo), que está picante. El técnico me dice que defienda y que me van a quedar mis tiros así que intento ser sólido atrás y tomar esos lanzamientos con confianza”, confesó Sánchez sobre lo que les pide el conductor albimarrón.

“Si bien los titulares son los titulares, no hay tanta diferencia con los que nos toca saltar desde la banca, gracias a Dios, y eso es importante. El club está trabajando muy bien en formativas y de a poco se van dando los frutos”, explicó el base en relación al nivel parejo de todo el plantel.

De cara a lo que viene, Nicolás fue claro con el objetivo de Bohemios: “La meta es meternos entre los ocho equipos de arriba y después bienvenido lo que sea pero creo que si entramos en una racha positiva va a ser complicado que nos ganen con tres extranjeros”.