Urunday Universitario venció como local a Tabaré en cifras de 91 a 79 y cosechó su tercer triunfo de la temporada. Los del Prado tuvieron en Leandro Taboada, Shaquille Johnson y Anthony Young un tridente mortal, ya que se combinaron para 65 puntos, 24 rebotes y 12 asistencias.

En la avenida Joaquín Suárez se veían las caras dos equipos necesitados del triunfo. El equipo local había logrado una importante victoria frente a Atenas el martes pasado, mientras que la visita venía en busca de su primera alegría de la temporada. Pese a jugarse en el gimnasio de Urunday su parcialidad no pudo concurrir, debido a una sanción que acarrea la institución.
En las últimas horas había llegado a nuestro país Michael Sweetney, para defender la camiseta del “estudioso”. Sin embargo, fue Anthony Young el encargado de disputar el partido de esta noche.

Los dirigidos por Héctor Da Prá saltaron a la cancha con Leandro Taboada, Shaquille Johnson, Anthony Young, Pablo Morales y Ryan Blankson. Por su parte, los comandados por Eduardo Hernández comenzaron con Santiago de Gouveia, Federico Della Mea, William Granda, Santiago Ramirez y Aaron Nelson. La terna arbitral la conformaron Richard Pereira, Ricardo Olivera y David Nadruz.

El encuentro presentó un comienzo bastante equilibrado, en el cual Urunday Universitario intentaba lastimar con las penetraciones de Leandro Taboada y Shaquille Johnson, mientras que Tabaré ejecutaba todas sus ofensivas a tráves de sus extranjeros, William Granda y Aaron Nelson. En esos primeros minutos del juego, el local perdería a Ryan Blankson, que arrastraba una lesión en su pierna derecha, que no le permitía moverse con normalidad. Sobre el cierre del primer cuarto, la visita consiguió abrir una ventaja de 5 puntos (17-22), siendo importante el aporte desde el banco de Yannick Rodriguez.

El arranque del segundo periodo fue absolutamente todo para el “estudioso”, que con un rápido parcial de 9-2, lograba revertir el marcador, para de esta manera comenzar a tener el control del juego. En dicho pasaje fue sumamente importante el aporte de Anthony Young, que anotaba a media y larga distancia, además de cargar de faltas personales a William Granda, que venía siendo la figura ofensiva del rival. En los instantes finales del primero tiempo aparecieron dos conversiones del juvenil Diego D’Jellatian, para abrir una mayor diferencia. Los primeros 20 minutos del encuentro se fueron con el dueño de casa al frente en cifras de 40-28.

En los primeros minutos del segundo tiempo, los dirigidos por Eduardo Hernández intentaron tirar una presión extendida, con el objetivo de complicar el traslado de defensa a ataque por parte de Leandro Taboada. Por momentos surtió efectos, ya que recuperaron un par de bolas en territorio ajeno, sin embargo no lograban capitalizar esos robos en puntos, por lo que se mantenían alejados en el tanteador. Promediando el tercer cuarto, los del Prado abrieron la máxima de 20 unidades (53-33), de la mano de un inspirado Johnson, que atacaba el aro constantemente.

En el comienzo del último periodo, los del Parque Batlle se llegaron a poner a 12 puntos (68-56), más que nada a impulsos individuales, sobretodo de Granda y Della Mea. No obstante, los dirigidos por Héctor Da Prá se mantuvieron sumamente serenos y se dieron cuenta que la bola tenía que estar en las manos de Taboada, para que a partir de lo que pudiese generar el base con sus penetraciones, encontrar los tiros abiertos para Young y Johnson, que se encargarían de cerrar el juego a favor del dueño de casa. Los últimos minutos del encuentro sirvieron para que ambos entrenadores le dieran minutos a los juveniles del plantel, ya que el juego estaba sumamente liquidado.

En el ganador se destacó el excelente trabajo del juego perimetral. Shaquille Johnson aportó 22 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias, Leandro Taboada convirtió 22 tantos, mientras que Anthony Young colaboró con 21 unidades y 10 rebotes. Por el lado del perdedor, el cubano William Granda terminó como máximo anotador con 26 puntos.

Estadísticas oficiales