25 de Agosto venció 76-51 a Juventud y sumó un punto clave para afianzarse en el segundo lugar.

Cancha complicada. Buen marco de público y otro triunfo del león que sigue rugiendo. A pesar del flojo comienzo ya está en la segunda colocación de la tabla.

El partido comenzó a pedir de boca para la visita que encontró en Javier Álvarez y Nicolás Ibarra las figuras ofensivas. Puso la pelota abajo, el Mercedario se posteó y Elhordoy aprovechó espacios para convertir en las cercanías del aro. Agarbado era el luchador solitario de Juventud que se fue 21-12 abajo.

En el segundo reaccionó el local, corrigió en defensa y elevó porcentajes en ataque. Al buen nivel del oriundo de Olimpia se sumaron las conversiones de Agustín Couto y las corridas de Pereyra y Chariazis para poner la paridad. La presión sobre Lipatín primero y Fitipaldo después fue clave. El león dependía demasiado de Ibarra (11) y Álvarez (9) quienes se sumaron para poner 20 de los 33 de su equipo que se fue solo un doble arriba.

En el inicio del segundo tiempo los de Matías Nieto colocaron un 8-0 para tomar aire. Con esa pequeña renta manejó el complemento de buena manera. Elhordoy en la pintura e Ibarra atacando el aro fueron claves.
Juventud se quedó sin gol, anotó solo dos puntos -doble Agarbado- en 5 minutos y ahí hipotecó la chance de mantenerse en juego.

25 con oficio lo controló, Juventud pese a que intentó nunca logró dejar la diferenca en dígito único, así se lo llevó la visita con comodidad 76-61.

Ibarra con 18, Álvarez con 17 y Elhordoy con 16 destacaron en el ganador. En el local Agarbado y Couto terminaron con 11 cada uno.