Obras Sanitarias de Bruno Fitipaldo derrotó como local a San Lorenzo en cifras de 97-90 aprovechando las bajas que sufrió el ciclón, destacándose entre ellas la de Walter Hermann y Marcos Mata.

Es importante que el tachero se acostumbre a ganar, más que nada mostrando su fortaleza de local, algo que es fundamental para mantenerse arriba y ser ambicioso en cuanto a sus aspiraciones.

En el desarrollo del partido, San Lorenzo contó con un muy buen inicio sacando una buena renta sobre Obras, dicha ventaja le duró poco a los de Lamas ya que si bien se mantenían victoriosos en el cierre del primer chico la paridad estaba presente.

En el segundo el local fue muy superior a su rival con un gran porcentaje de acierto exterior lo que le permitió alejarse en el score e irse al descanso largo con una gran diferencia a si favor, 48-32.

Al regreso del descanso el partido fue parejo, comenzó la reacción de San Lorenzo que quería ponerse en partido y así lo hizo ya que llegó al último periodo tan solo 6 puntos abajo. En el último cuarto el tachero tuvo un buen arranque de cuarto, pudo abrir nuevamente una ventaja importante y terminar ganando un partido que sacó adelante con un buen nivel colectivo.

Bruno Fitipaldo logró una buena actuación aportando 15 puntos, siendo totalmente desequilibrante en el segundo cuarto para que su equipo tomara el liderazgo y sacara la ventaja, también fue importante en el cierre del partido.

El próximo compromiso de Obras será el sábado cuanto se enfrente a Gimnasia Indalo en el templo del rock.