Diego Silva, con 20 puntos fue una de las figuras en el décimo triunfo consecutivo de Miramar en la DTA, que lo sigue dejando como único líder invicto del campeonato. Al término del encuentro, el alero habló en exclusiva con Básquet Total.

Sus primeras sensaciones sobre el triunfo contra Auriblanco fueron: “Sabíamos que en esta cancha no era fácil ganar, pero por suerte se logró el triunfo y dimos un paso fundamental para lograr el objetivo”.

“Esperábamos un juego mucho más cerrado. Ellos nos habían analizado nuestras jugadas y nos tenían estudiados. De igual manera el equipo se hizo fuerte, defendimos muy duro y pudimos sacar una diferencia de 10 a 15 puntos que la mantuvimos durante el partido”, agregó el alero que defendió a Olivol Mundial en el último Metropolitano.

El encuentro fue muy duro, trabado, y muy hablado: “Fue un típico partido de tercera. Por mi parte ya tengo unos cuantos campeonatos en esta divisional y eso me genera experiencia, y hace que nada me sorprenda. El equipo esta muy fuerte de cabeza”.

En el final del partido Auriblanco se puso a tres puntos, pero un doble y falta de Silva a nada del final hizo que se cerrara el encuentro: “Me mande para adentro porque sabía que ellos estaban en colectivas y me cotaron, y al venir en doble ritmo la tiré para arriba y por suerte entró”.

Por último señaló: “Ahora nos endulzamos y queremos seguir. Vienen partidos muy duros en canchas visitantes, el jueves contra Albatros y el sábado ante Cader en Rocha, pero nosotros vamos partido a partido. Estamos mentalizados para salir campeones y si es invicto mucho mejor”.