Miramar derrotó como visitante a Auriblanco 83-72 y sigue como único invicto.

En un partido muy malo técnicamente, luchado, protestado y caliente en las tribunas pero con un buen comportamiento incluso en el final el “monito” se quedó con un punto que lo sufrió en el cierre con una reacción local.

Los dos equipos comenzaron defendiendo en zona y el primer cuarto fue de score bajo. Auriblanco tuvo problemas para poner la pelota adentro y no encontró gol desde el perímetro. Las penetraciones de Piñeiro fueron lo mejor del local. Miramar contó con un gran primer cuarto de Colman y además logró poner triples en manos de Silva y De Pena. Así ya con un 7 a 0 inicial sacó diferencias y terminó ganando 17-11 los primeros diez minutos.

Con un buen ingreso de Olivera que colocó cinco puntos consecutivos Miramar amplió a 11 (22-11) la ventaja a los dos minutos del segundo cuarto. Auriblanco jugó muy mal en ataque, chocó permanentemente con la defensa y estuvo cinco minutos sin anotar.
La visita con un buen pasaje de Amaro llegó a sacar renta de 15 puntos y finalmente el primer tiempo se fue 35-23 a favor de Miramar que había jugado mejor dentro de un juego muy malo y donde la tripleta arbitral permitió muchas protestas de jugadores y entrenadores, algo que les jugó en contra para el complemento.

Miramar siguió siendo más inteligente en ataque y repartió el goleo. Con Diego Silva siendo muy importante y buenos aportes de Araujo arrancó el tercer cuarto siendo el claro dominador del juego. Auriblanco intentó cargar adentró con Jones y Ledanis pero fue irregular en ataque. Con un 15 a 5 en cinco minutos la visita sacó la máxima (50-28) y pareció liquidar el partido temprano. Panelli levantó en su juego y Auriblanco entró a jugar el último cuarto 15 puntos abajo.

Pese a la ventaja de Miramar el partido siguió siendo muy conversado, cada foul se protestó y la terna que no tuvo una buena noche pitó mucho y mal para ambos lados. Aprovechando las protestas y con triples de Taibo y Carril el local se empezó a poner en juego.
Miramar perdió pelotas en ofensiva y con una notable actuación de Panelli más un nuevo triple de Taibo, Auriblanco se puso 66-69 con 1.30 por jugar.
En el momento caliente apareció Silva con una jugada de gol y foul, luego Auriblanco erró y en el final le pitaron dos técnicos al banco local. Uno por una falta dudosa y otro luego de una clara zona que había cometido Miramar.
Con libres de Colman, que también fue figura Miramar terminó de ganar un partido en el que dio la sensación que no debió sufrir tanto.

El partido fue polémico y si bien los jueces no incidieron en el resultado final tuvieron muchos errores por parte de Borio y González, los arbitros, como los jugadores en la cancha, no estuvieron finos.