Miramar venció cómodamente 88-72 a San Telmo Rapido Sport y logró su noveno triunfo en el campeonato que lo sigue dejando como líder invicto del DTA.

El partido comenzó muy igualado. Fabián Carro y Claudio López pesaban mucho abajo y complicaban a un Miramar que sufría la salida de Camilo Colman muy temprano en el primer cuarto por llegar a su tercera falta personal. Iguales en 17 finalizaron estos primeros 10 minutos, por un buen cierre de Santiago Noé en el local.

Ya en el segundo período aparecieron los triples de Diego Olivera y Luis Silveira, sumados a las 10 unidades de Diego Silva, para que Miramar empezara a sacar buenas ventajas en el marcador. López fue el único que se salvó en San Telmo. Se fueron al descanso largo 41-30 a favor del cebrita.

En el complemento siguió la misma tónica que en el final del primer tiempo. Volvió Colman a la cancha y fue fundamental para sacar 20 puntos de diferencia. Los locales corrían y los cinco jugadores en cancha anotaban sus puntos. Un gran desconcierto había en los visitantes, que tuvieron la salida por quinta de Carro, luego de varias protestas del jugador. Finalizó 65-44.

El último cuarto fue una práctica. Ambos entrenadores pusieron a los suplentes, que se mostraron con buenos minutos, sobre todo los de Miramar. Victoria más que merecida del monito que va derecho al título, y ganando cómodamente la mayoría de partidos.

El goleador del encuentro fue el jugador de San Telmo, López con 26 unidades. En el local se destacaron los 23 puntos de Colman y los 17 de Leonardo De Pena, en un equipo que tuvo un goleo muy repartido.