Capurro, sin jugar bien, venció a San Telmo Rápido Sports 68-58 en el gimnasio de Marne.

El Barrio Simón Bolivar recibió necesitados con ansias de salir a buscar un triunfo para escaparle al mal momento. Comenzó mejor el fusionado con parcial de 8-0 liderado por Tolmero, pero rápidamente con una bomba de Gómez y el buen inicio de Espíndola respondió con un 9-0 el rojinegro para pasar.
El trámite cayó, fue todo muy “domado”, se jugó a impulsos individuales. El Pájaro a distancia fue el más claro de los de Lussich. Además hubo una buena interacción entre los internos (López-Arredondo) para cerrar el primero 18-17.

El despliegue físico de Espíndola, la lucha de Pintos en la pintura y los chispazos de Álvarez hicieron que Capurro comenzara mejor el segundo cuarto. Pero San Telmo reaccionó con Tolmero y Acuña. La virtud del fusionado fue dominar la pintura, buen rendimiento de Barcelona, quien se transformó en figura para irse al descanso largo 34-27.

De movida en el complemento sacó la máxima de 10 el fusionado. Barcelona en la pintura era determinante. Sumaban Acuña y Franco. De a poco comenzó a reaccionar el rojinegro que encontró en la defensa la forma de cambiar el juego, goles de corrida abrieron el aro. Espíndola y Álvarez fueron figuras. Creció Matías Lado desde la conducción y Pintos en la zona de influencia. Capurro se colocó a tres. Ahí el encuentro volvió a caer, por momentos se hizo dificil de ver y analizar. San Telmo se fue arriba 45-41 con minutos finales muy discretos.

El último comenzó con un parcial de 8-0 de la visita que decididamente pasó a tomar el control del juego. Goles de segunda oportunidad de Federico Curbelo, más los aportes de Álvarez y Lado inclinaron la balanza.
Cuando parecía que había quiebre en la noche, cayó una bomba de Tolmero. El fusionado se colocó a tres pero Barcelona erró dos libres que opacaron mínimamente su gran labor. Desde el personal entre Gómez y Pintos cerraron la historia. Triunfo de Capurro 68-58.