Tras la gran performance de los combinados uruguayos en Unisinos este fin de semana, hablamos con Rodrigo Carril de Palermo State sobre su experiencia en esta competencia internacional.

El equipo palermitano, campeón del Torneo de Invierno de Bienestar Universitario, concurrió como representante de UdelaR a la Copa Unisinos 2015. Su plantel estaba conformado por jugadores en su mayoría oriundos del C.A Atenas con algunos refuerzos. El plantel estuvo compuesto por: Agustín Piedra, Gastón Piedra, Daniel Peppe, Gabriel Guimaraes, Maxi Lemos, Ismael Varela, Luis Acosta y Rodrigo Carril originarios del palermitano, y como refuerzos Pablo Chamorro, Pablo Fajardo y Facundo Laborde.

Su participación fue muy buena llegando invictos a la final del torneo en la que enfrentarían al combinado compatriota de la selección de LUD dirigida técnicamente por Leonardo Pais y en el que caerían llevándose la medalla de plata.

Con respecto al recibimiento que tuvieron, Rodrigo nos dejó saber que “Nos trataron de maravillas tanto la gente de UdelaR, con Marcelo Palumbo y Fabricio Bagnuoli a la cabeza, así como la gente de Unisinos. Fabricio se portó como un amigo con nosotros y a mí apenas me había visto una vez. Eso habla mucho de la gente de UdelaR” acotó. Relató que su experiencia fue “única” e “inolvidable” y que sirviò para “afianzar al grupo” y ya pensando en la vuelta y ganar el torneo de invierno de Bienestar Universitario para lograr el pasaje nuevamente: “Nos quedamos con las ganas de ganar la final pero buscaremos nuestra revancha el año próximo”.

 

Cuando le consultamos por el nivel de juego con el que se encontró nos comentó que el mismo era “muy parejo” y que  “era del estilo de UdelaR”. Nos contó que el campeonato “estuvo muy bueno. Se trataban de grupos de 4 equipos cada uno, todos contra todos”.

De los encuentros nos dijo que “el primer partido le ganamos a Río de Janeiro por 6 puntos. Cerramos mejor que ellos. Muy duro y físico dado que los jueces permitían el juego rudo. El segundo partido también fue un encuentro muy parejo dónde ganamos por 4 puntos.”

Remarcó que lo más difícil del torneo estuvo en “la recuperación física” siendo la misma exigua entre encuentro y encuentro sumado al hecho que el descanso por las “noches no era pleno dado que estos torneos se prestan para conocer y salir”.

La semifinal fue un partido de los “más accesibles donde pudimos correr la cancha como lo hacemos habitualmente nosotros y nos dio la ventaja y posibilidad de rotar el plantel”.

Con respecto a la final nos contó que llegaron “agotados” debido al hecho que “en un día habíamos jugado cuatro partidos y entre la semifinal y la final hubo apenas 2 horas de descanso. Más aún dado que eramos un plantel de 9 jugadores sumada la lesión de un compañero nos dejó con un equipo bastante acotado desde el recambio lo que nos jugó en contra”. Relativo al equipo compatriota que enfrentaron en la final nos comentó que “era un equipo entrenado que viene jugando desde hace un rato juntos y si bien logramos ponernos a 6 puntos en el tercer cuarto, en el final la presión de ellos nos complicó para sacar la pelota”.

El buen desempeño de ambos combinados habla muy bien tanto de los campeonatos de la LUD como de los Torneos organizados por el área de Bienestar Universitario UdelaR que permiten a jóvenes concurrir a estas instancias internacionales y enfrentarse a combinados de otros países de igual a igual y traer resultados tan importantes como los obtenidos ya en dos ocasiones por la selección de la LUD como campeones así como el del propio Palermo State como vice campeón o en su momento el de Oficinas Centrales también como campeón de la competencia.

Para finalizar Rodrigo, humilde en su forma de ser, agradeció la buena disposición de todos los integrantes de la delegación de UdelaR así como la de sus compañeros que no pudieron concurrir pero los apoyaron en todo momento desde Uruguay.