Con doble sobre la hora de Nicolás Ibarra 25 de Agosto venció a Capurro 73-71.
El comienzo del partido se vio demorado unos diez minutos debido a la similitud entre las camisetas, estaban los dos de rojo. La cuestión se solucionó cuando llegó la remera negra con bastones blancos para el local.

Después de ese inconveniente el cotejo se dio entretenido, el juego lo abrió Leandro Pintos con un gol en la pintura (el local salió a buscar el partido allí), luego de eso los de Villa Dolores ajustaron en defensa, Mathias Gasañol con el buen trabajo de las ayudas de Lipatin e Ibarra contuvo al Tormenta, como si fuera poco todos ellos se conectaron en ataque con buena movilidad de balón para poner un 12-0 y pasar (12-2). Esto motivó a Fabián Sapio a pedir minuto para ordenar a los suyos. A la vuelta del mismo los de la calle Solis Grande mejoraron, dejaron de costado la zona 1-2-2 para marcar al hombre, salieron con transiciones rápidas con Lado como figura junto a Pintos, más aportes de Federico Gómez achicaron a dos 17-15. El cierre se hizo gol a gol, un poco cortado por las faltas y pérdidas, la visita se fue arriba 21-20.

El segundo cuarto fue de rachas, la primera para los dirigidos por Matias Nieto que con un 5-0 (triple Ibarra y doble Gasañol)  sacaron seis, 26-20. Sapio movió el banco, comenzó la rotación y le dio resultado, piernas frescas en los dos sectores y Federico Álvarez hizo seis tantos seguidos para igualar en 26. A esto los de Villa Dolores le respondieron con lanzamientos perimetrales de Castrillón para estirar ventajas, Capurro encontró buenos momentos en Andrés Martínez, más una defensa zonal que le permitió siempre estar en juego y que el partido fuera de lo más entretenido.  Los primeros 20 minutos fueron para la visita 35-33.

Para la vuelta del descanso largo la visita salió con un triple de Antunes, más doble de Gasañol para sacar cinco, 40-35.  A partir de allí el viento cambió, los dirigidos por Sapio se sintieron cómodos, Lado manejó el juego a su merced, repartió asistencias y también la mandó a guardar. Así descontó y con un triple del Fefo Curbelo pasó 44-43. 25 de Agosto sintió la ida al banco de Gasañol por tener tres faltas personales. Esto hizo que los de la calle José Bado bajaran su intensidad en defensa y el local lo aprovechó con un parcial de 9-0 en donde Lado fue clave, además sumaron buenos minutos Curbelo y Álvarez. Los de Villa Dolores no tuvieron ideas claras a la hora de atacar y eso lo pagaron caro, Capurro cerró el tercer cuarto con su máxima de 10, 57-47.

Los diez minutos finales fueron entretenidos y emocionantes porque los dos dieron todo para quedarse con el cotejo.  Lo muchachos de Nieto pusieron un 6-0 con Gasañol y Antunes para achicar, el local en ataque no puedo hacer lo del chico anterior.  El aliento desde las tribunas se hizo sentir por los parciales, el partido se tornó cortado, impreciso, pero emocionante.  Javier Álvarez dijo presente, en defensa se prendió y como si eso no alcanzara con una bandeja hizo que los suyos recuperen la ventaja (64-63). A partir de allí los dos se intercambiaron en el marcador y los lanzamientos desde la línea de libres se tornaron fundamentales. Con el partido 66 para cada lado el Fefo Curbelo puso dos, pero Ibarra le respondió con la misma moneda para empardar en 68. En la siguiente ofensiva lo dirigidos por Nieto cortaron sobre Federico Álvarez que falló ambos, quien siguió fino fue el Nico Ibarra para pasar 70-68. El propio jugador se queda con un rebote de ataque, fue víctima de falta y visitó la linea una vez más en la noche, pero en esa oportunidad malogró uno (71-68). Capurro no la tenia fácil, pero el Tormenta puso un bombazo tremendo de tres para empatar en 71.

Nieto pidió tiempo, le quedaban seis segundos y la pelota en ofensiva, diagramó un sistema que le dio resultado ya que Castrillon colocó el balón en las manos de Antunes quien asistió de gran manera a Ibarra, para que este la mandara a guardar para sentenciar el marcador 73-71.

Triunfo sufrido, trabajoso para los muchachos de Villa Dolores, Matias Nieto consiguió ganar tras caer ante Auriblanco.